Vivir

Pekín reemplazará cuatro centrales de carbón por gas natural antes de 2015

Actualizado el 05 de octubre de 2013 a las 02:27 pm

Vivir

Pekín reemplazará cuatro centrales de carbón por gas natural antes de 2015

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Pekín

China sustituirá cuatro centrales térmicas de carbón por otras de gas natural para finales del año que viene, en un nuevo intento de combatir la grave contaminación que sufre la capital china y que esta semana, vacaciones por el Día Nacional, es especialmente alta.Según anunció hoy la Comisión de Desarrollo y Reforma Municipal de Pekín, el proyecto costará alrededor de unos 7.790 millones de dólares  (35.188 millones de euros) y logrará que, con las nuevas plantas y otros cuarenta proyectos relacionados -de los que no se dieron más detalles-, se reduzcan hasta en 10.000 toneladas las emisiones de gases contaminantes.Las nuevas centrales generarán 7,2 millones de kilowatios de electricidad a través de gas natural, recoge la agencia oficial Xinhua.Este servicio eléctrico hasta ahora ha estado a cargo de las cuatro centrales térmicas, que quemaron hasta 9,2 millones de toneladas de carbón en 2012, el 40 por ciento de los 23 millones de toneladas que consumió Pekín en ese periodo.Estas centrales de carbón serán cerradas una vez que las nuevas empiecen a funcionar.En septiembre, el Gobierno de Pekín anunció un plan quinquenal para mejorar la calidad del aire, que incluía leyes más duras para combatir la contaminación industrial del aire y con el que amenazaron con el cierre parcial o total a 1.200 empresas si no mejoraban su equipamiento.Según el plan publicado a principios de septiembre, la capital de la segunda economía mundial pretende reducir hasta 1,3 millones de toneladas el consumo de carbón en 2017.Pekín también contraerá la producción de cemento a 4 millones de toneladas para ese año, de los 10 millones de hace un año.El Gobierno de Pekín se alinea así con el Ministerio de Medioambiente del Gobierno central, que vetó hace unas semanas nuevos proyectos de las dos grandes petroleras públicas, CNPC  (PetroChina) y Sinopec, por su incumplimiento de reducir emisiones.El plan también prohibirá que las empresas que violen las leyes medioambientales puedan beneficiarse de créditos bancarios y de desgravaciones en el impuesto sobre el valor añadido o puedan recaudar fondos mediante una oferta pública de acciones.Las autoridades buscan hacer frente al problema de la contaminación, que amenaza con acarrear serias repercusiones económicas.El Gobierno central anunció en julio una inversión sin precedentes de 277.000 millones de dólares para combatir la contaminación, cerca de la mitad del dinero que destinó al plan de estímulo de la economía entre 2009 y 2010 para hacer frente a la crisis financiera mundial.El daño al medioambiente es una de las grandes preocupaciones de la población de China, donde en 2012 un 76,1 % de las principales ciudades registraron niveles de contaminación atmosférica por encima de lo que se considera seguro para los estándares chinos.Ya en 2010, la contaminación ambiental produjo en China pérdidas económicas por valor de 1,1 billones de yuanes  (176.000 millones de dólares, 132.000 millones de euros) , el equivalente al 2,5 % de su producto interior bruto  (PIB) , según un estudio estatal.

  • Comparta este artículo
Vivir

Pekín reemplazará cuatro centrales de carbón por gas natural antes de 2015

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota