Vivir

Astronautas inician caminata espacial urgente para reparar bomba de enfriamiento averiada

Actualizado el 21 de diciembre de 2013 a las 09:43 am

Aunque los astronautas están cómodos y a salvo, la Nasa no quiere arriesgarse a otra falla y la eventual pérdida de todo el sistema de enfriamiento que se necesita para disipar el calor que genera la estación

Vivir

Astronautas inician caminata espacial urgente para reparar bomba de enfriamiento averiada

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El astronauta Michael Hopkins prueba su traje espacial
ampliar
El astronauta Michael Hopkins prueba su traje espacial (EFE)
Dos astronautas iniciaron una serie de caminatas espaciales de urgencia para reparar una válvula del sistema de enfriamiento de la Estación Espacial Internacional (EEI).

Los dos estadounidenses de la misión, Rick Mastracchio y Michael Hopkins, tendrán que hacer dos o tal vez tres caminatas en el espacio para remplazar una bomba de amoníaco en la que se encuentra la válvula averiada.

La siguiente será el próximo martes y la tercera el día de Navidad. Mastracchio, realiza su séptima caminata en el espacio, mientras Hopkins hará la primera. Ambos usaron equipo especial para emergencias mientras flotan afuera de la estación.

El fallo ocurrió hace 10 días y provocó que una de las dos serpentinas de refrigeración se enfriara demasiado y obligó a los astronautas a apagar todo el equipo no esencial dentro del laboratorio orbital, lo que hizo necesario a detener casi por completo la investigación y dejó a la estación en estado vulnerable.

El cambio de la bomba es una tarea complicada que sólo se ha intentado una vez en el pasado, en 2010.

Los dos astronautas encargados de esa tarea hace tres años están en el Control de la Misión en la Tierra ofreciendo asistencia.

La bomba que pesa más de 350 kilos  (780 libras) tiene el tamaño de un refrigerador de dos puertas y es muy difícil de manejar, además de que está llena de amoniaco tóxico.

El plan de la Nasa  es que el sábado se desconecte la bomba, sacarla el lunes y colocar la nueva, para que el miércoles se hagan las conexiones necesarias.

Tendrá que hacerse de esta manera porque los controladores de vuelo trataron de arreglar la válvula a control remoto pero los esfuerzos fueron en vano.

Aunque los astronautas están cómodos y a salvo, la Nasa no quiere arriesgarse a otra falla y la eventual pérdida de todo el sistema de enfriamiento que se necesita para disipar el calor que genera la estación.

Hasta el sábado, las caminatas espaciales de Estados Unidos estaban suspendidas luego de que meses atrás el casco de un astronauta italiano se llenara de agua procedente del sistema de enfriamiento del traje. Luca Parmitano apenas pudo sobrevivir.

PUBLICIDAD

Los ingenieros descubrieron que el problema fue provocado por un dispositivo del traje que se contaminó, aunque nadie sabe cuándo o cómo.

Para la caminata del sábado Hopkins usó el traje de Parmitano; éste tiene componentes nuevos completamente probados.

  • Comparta este artículo
Vivir

Astronautas inician caminata espacial urgente para reparar bomba de enfriamiento averiada

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota