Vivir

WhatsApp favorece otras aplicaciones con su venta

Actualizado el 23 de febrero de 2014 a las 12:00 am

Vivir

WhatsApp favorece otras aplicaciones con su venta

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El mercado de la mensajería por Internet fue agitado en los últimos días, pues Facebook adquirió WhatsApp por $19.000 millones .

Con el temor de que la red social creada por Mark Zuckerberg pueda tener mayor dominio de su información personal, los usuarios han comenzado a buscar alternativas para dejar la popular WhatsAppen en el pasado.

Las opciones sobran: está Line, que permite hacer videoconferencias y cuenta con 300 millones de usuarios y Viber, una aplicación con la que se pueden hacer llamadas por medio de Internet, que tiene 280 millones de seguidores.

No obstante, la más destacada es la aplicación rusa Telegram , cuyo aspecto estético y funcionalidades son similares a las WhatsApp.

También ofrece chats secretos que brindan cifrado de teléfono a teléfono, prohíben el reenvío de mensajes y se autodestruyen luego de un tiempo. Además, se puede instalar en la computadora.

“Las fallas de seguridad en aplicaciones como WhatsApp han conseguido gran cantidad de mala prensa últimamente, así que hicimos nuestra misión, el proveer la mejor seguridad del mercado”, afirma la descripción de la app , en la tienda Google Play .

Aunque WhatsApp advirtió que nada cambiará para sus usuarios, ayer al mediodía, la aplicación estuvo fuera de servicio.

El sitio downdetector.com, reportaba 26.263 problemas, el 71% de los cuales se debían a la imposibilidad de enviar y recibir mensajes y el 21% a no poder iniciar sesión.

  • Comparta este artículo
Vivir

WhatsApp favorece otras aplicaciones con su venta

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Monserrath Vargas L.

movargas@nacion.com

Periodista de ciencia y tecnología

Redactora en la sección de Aldea Global de La Nación. Periodista graduada por la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre ciencia y tecnología.

Ver comentarios
Regresar a la nota