Vivir

Planes de SpaceX y Boeing en EE. UU.

Viajes tripulados se reanudarán en un año

Actualizado el 21 de agosto de 2016 a las 12:00 am

Astronautas instalaron el viernes compuerta en la EEI para este propósito

Vivir

Viajes tripulados se reanudarán en un año

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El Starliner de Boeing podría entrar en operación en un año o dos con lanzamientos desde Cabo Cañaveral en Estados Unidos. | AP

Desde el último vuelo del transbordador espacial Atlantis , el 21 de julio del 2011, Estados Unidos no volvió a enviar astronautas a la Estación Espacial Internacional (EEI) por sus propios medios, sino que depende del servicio que le brinda Rusia gracias a las naves Soyuz.

Sin embargo, eso podría cambiar en término de uno o dos años. Las empresas SpaceX y Boeing planean reanudar los viajes tripulados a la EEI utilizando Cabo Cañaveral, en Florida (Estados Unidos), como sitio de lanzamiento.

De hecho, y en preparación a ello, los astronautas estadounidenses Jeffrey Williams y Kate Rubins realizaron, el viernes, una caminata espacial para instalar una nueva compuerta en la EEI.

Esa compuerta sustituirá al obsoleto mecanismo de acomodo de naves y con ello pretende facilitar el acople de cualquier vehículo espacial, sin importar su bandera o tecnología. En otras palabras, esta compuerta busca ser internacionalmente compatible.

En realidad, esta es la segunda compuerta que la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) intenta instalar en la EEI.

La primera quedó destruida tras el accidente sufrido por una nave de SpaceX, cuando esta trató de despegarse el año pasado.

Aparte de esta nueva compuerta, NASA pretende instalar dos más. Una de ellas, fabricada a base de repuestos, se colocará el próximo año.

Misiones tripuladas. Según sus planes, SpaceX enviaría a los primeros dos astronautas estadounidenses a bordo de su nave Dragon en término de un año.

Por su parte, Boeing anticipa realizar un vuelo de prueba a bordo de su cápsula Starliner a comienzos del 2018.

En 2014, NASA firmó contratos millonarios con estas compañías con tal de contar con un medio de transporte que resulte más barato que la Soyuz.

El contrato con Boeing asciende a $4.200 millones y con Space X a $2.600 millones.

Es más, dicho acuerdo con Boeing y SpaceX faculta a las empresas a ofrecer sus servicios a otros clientes aparte de NASA, esto ayudaría a reducir los costos para todos los usuarios.

Ya desde 2012, NASA contrata a empresas comerciales de índole privada para el envío de carga (como víveres, repuestos y experimentos) a la EEI.

Con ello, NASA tiene la libertad de concentrarse en viajes de genuina exploración espacial. Por ejemplo, la agencia anhela llevar seres humanos a Marte en la década del 2030.

  • Comparta este artículo
Vivir

Viajes tripulados se reanudarán en un año

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Michelle Soto M.

msoto@nacion.com

Periodista

Periodista graduada en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas ambientales y científicos. Su trabajo ha sido reconocido con premios a nivel nacional e internacional.

Ver comentarios
Regresar a la nota