Vivir

En pocas palabras

Stephen Leatherman, experto en ciencias costeras de FIU: ‘Es necesario saber leer el mar’

Actualizado el 21 de julio de 2014 a las 12:00 am

Vivir

Stephen Leatherman, experto en ciencias costeras de FIU: ‘Es necesario saber leer el mar’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

¿Se podrá, a futuro, pronosticar corrientes de resaca?

Creo que sí, aunque eso va lento. Los pronósticos se basan en el tamaño de las olas, ya que la energía está relacionada con la altura de esta, así como en los períodos definidos estos por el tiempo entre ola y ola. Entre más largo sea el período entre ola y ola, pues más fuerte va a ser esta.

Mientras tanto, ¿cómo prevenir a la población?

Lo que pueden hacer es trabajar con los salvavidas o surfistas para que empiecen a registrar las alturas de las olas y los períodos.

”Esas dos cosas son básicas para darse cuenta si una corriente de resaca puede ocurrir”.

Entonces, ¿podríamos apostarle a la ciencia ciudadana?

Creo que se puede reclutar a los salvavidas, surfistas y entrenar a otras personas para reportar, a través de su teléfono celular, la ocurrencia de corrientes de resaca y las condiciones del día que presenta la playa.

”Esa es una forma barata de recopilar información y esta puede alimentar una base de datos que sea útil para prevenir a la gente y como herramienta para los análisis científico.

”Otra cosa que pueden hacer es teñir las corrientes para identificarlas, porque muchas veces no es tan fácil verlas”.

¿Tenemos que aprender a leer el mar?

Exacto. Se necesita más educación y los medios de comunicación también pueden ayudar.

  • Comparta este artículo
Vivir

Stephen Leatherman, experto en ciencias costeras de FIU: ‘Es necesario saber leer el mar’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Michelle Soto M.

msoto@nacion.com

Periodista

Periodista graduada en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas ambientales y científicos. Su trabajo ha sido reconocido con premios a nivel nacional e internacional.

Ver comentarios
Regresar a la nota