Vivir

Proyecto entre Estados Unidos y Japón

Satélites medirán cuánta lluvia cae en todo el mundo

Actualizado el 27 de febrero de 2014 a las 12:00 am

En la actualidad, un satélite mide la lluvia, pero solo en las zonas tropicales del planeta

Proyecto está a cargo de agencias JAXA y NASA cuesta casi $1.000 millones

Vivir

Satélites medirán cuánta lluvia cae en todo el mundo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Estados Unidos y Japón están por lanzar un satélite que va a medir cuánto llueve en todo el mundo; el aparato cuesta $933 millones.

El lanzamiento está programado para este viernes, a las 3:37 a.m. (hora de Japón), desde el centro espacial Tanegashima.

La misión se llama GPM (Monitoreo Global de Precipitaciones, por sus siglas en inglés) y servirá para monitorear y predecir cambios meteorológicos.

Esta misión tendrá capacidad para mejorar servicios globales como los pronósticos del tiempo. Además, servirá como instrumento para el manejo del recurso hídrico gracias a toda la información que proveerá.

GPM es el sucesor de la misión TRMM (Misión de Medición de Lluvias Tropicales, por sus siglas en inglés), la cual revisa precipitaciones en regiones tropicales. A pesar de sus limitaciones, en 1997 TRMM fue el primer radar de su clase en el espacio.

Mecanismo. El equipo funcionará junto a una red de satélites existentes y de otros que están por lanzarse en el futuro.

16 minutos después del despegue, el satélite se separará del cohete H-IIA F23, a 398 km de altura. | NASA, GODDARD SPACE FLIGHT CENTER PARA LN
ampliar
16 minutos después del despegue, el satélite se separará del cohete H-IIA F23, a 398 km de altura. | NASA, GODDARD SPACE FLIGHT CENTER PARA LN

Esta red orbitará el planeta midiendo la lluvia, la nieve y el granizo. En su elaboración participan la India y Europa.

El satélite principal se compone de dos instrumentos: el DPR creado en Japón, y el GIM creado en Estados Unidos.

El DPR (radar de precipitaciones de frecuencia dual) utiliza dos radiofrecuencias que permiten capturar una imagen de las gotas de lluvia desde diferentes ángulos.

Las frecuencias siguen a la gota desde las nubes hasta el suelo y observan sus colisiones con otras gotas de lluvia.

Los sensores del GIM (radiómetro de microondas) permiten medir la cantidad de lluvia. A su paso por la órbita, el aparato es capaz de calcular las precipitaciones en un diámetro de 885 kilómetros de la superficie terrestre.

En conjunto, estos equipos medirán la intensidad, cantidad y distribución de la lluvia en todo el mundo cada tres horas. Esto permitirá mejorar los pronósticos de tormentas, tifones e inundaciones. Los datos servirán para entender mejor el clima del planeta y observar cambios en el ciclo del agua.

La NASA asegura que al conocer mejor cómo funciona el clima hoy ayudará a predecir cómo funcionaría en el futuro.

  • Comparta este artículo
Vivir

Satélites medirán cuánta lluvia cae en todo el mundo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota