Vivir

Estudio de pnas

Revelan que tiranousario rex cazaba presas vivas

Actualizado el 17 de julio de 2013 a las 12:00 am

Vivir

Revelan que tiranousario rex cazaba presas vivas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El diente del tiranousario se encontró en fósil de hervíboro. | PNAS PARA LN
ampliar
El diente del tiranousario se encontró en fósil de hervíboro. | PNAS PARA LN
WashingtonAFP El descubrimiento de un diente de tiranosaurio rex incrustado en las vértebras de otro dinosaurio es la primera prueba de que el temible animal también cazaba presas vivas, según un estudio publicado en Estados Unidos.

Los científicos debaten desde hace tiempo si los fósiles hallados permiten probar que el tiranosaurio era un cazador feroz y no simplemente un carroñero.

Anteriores hallazgos de huesos de dinosaurios en los estómagos de los tiranosaurios rex fosilizados, ya habían dado a entender que el animal –el cual vivió al final del Cretáceo hace unos 66 a 100 millones de años– era un poderoso depredador, pero no habían permitido probar que era solamente un carroñero ocasional.

Este nuevo estudio publicado en la revista estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) revela el primer hallazgo de un diente roto de dinosaurio en los huesos de otro, precisamente entre dos vértebras de un dinosaurio herbívoro.

“Lo que podemos concluir, sin ninguna duda, es que este tiranosaurio inició un combate con otro dinosaurio vivo”, explica el principal autor del estudio, Robert De-Palma, del Museo de Historia Natural de Palm Beach en Florida.

Estos huesos fueron hallados en 2007 en un sitio arqueológico en el que abundan fósiles de dinosaurios, ubicados entre Montana (noroeste), Dakota del Norte y Dakota del Sur (norte). El trozo de diente en cuestión mide 3,75 centímetros de largo. Los dientes del tiranosaurio eran del tamaño de un banano.

En el fósil que se encontró el hueso del dinosaurio atacado volvió a crecer luego de la herida provocada por el diente, lo que hace pensar que el dinosaurio logró escapar del combate y que la herida cicatrizó.

Pero los paleontólogos dicen que este hallazgo tampoco significa que el tiranosaurio solo se alimentaba de animales vivos; también comía animales muertos, “como la mayoría de los grandes depredadores de nuestra época”.

Jack Horner, curador de paleontología del Museo de las Rocosas en Bozeman, Montana, dijo que esto “no refuta la teoría según la cual el tiranosaurio rex era un carnívoro oportunista como la hiena. Simplemente muestra que un tiranosaurio mordió a otro dinosaurio”.

  • Comparta este artículo
Vivir

Revelan que tiranousario rex cazaba presas vivas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota