Vivir

Investigación publicada en la revista ‘PLoS Biology’

Refutan comparar datos de test en animales con el cerebro humano

Actualizado el 22 de julio de 2013 a las 12:00 am

Se revisaron 60 publicaciones ligadas a 1.411 estudios en unos 4.000 animales

Solo ocho estudios obtuvieron resultados significativos y otros dos convincentes

Vivir

Refutan comparar datos de test en animales con el cerebro humano

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Estudios científicos, en general, suelen utilizar ratones para sus pruebas. Diversos desaciertos hoy podrían arrojar conclusiones erróneas. | ARCHIVO.

Washington. AFP. Las investigaciones médicas, que consisten en realizar pruebas en animales de terapias dirigidas a tratar enfermedades mentales humanas, suelen ser sesgadas y, por ello, ofrecen resultados positivos que no se confirman en el ser humano, reveló un estudio publicado el martes anterior.

Los resultados de esta investigación, realizada por John Ioannidis y sus colegas de la Universidad de Stanford, permiten explicar por qué muchos tratamientos en apariencia eficaces en los animales no funcionan en las personas.

Los autores de los trabajos examinaron 160 publicaciones vinculadas a 1.411 investigaciones llevadas a cabo en más de 4.000 animales relacionadas a las enfermedades de Parkinson, Alzheimer y la esclerosis múltiple, entre otras.

Solo ocho estudios obtuvieron resultados significativos, y solo dos de estos permitieron arrojar resultados convincentes en relación con pruebas realizadas luego en humanos, según los autores del trabajo.

Las demás investigaciones eran sesgadas por muchos problemas: un estudio mal enfocado, muestras demasiado pequeñas, o publicaciones de trabajos que solo presentan resultados positivos.

“La literatura vinculada a estudios sobre enfermedades neurológicas es probablemente muy parcial”, destaca esta nueva investigación publicada en la revista PLoS Biology.

“Resultados sesgados por experiencias en animales pueden llevar a probar clínicamente sustancias ineficientes, e incluso nocivas, que exponen a los pacientes a riesgos inútiles y hacen desperdiciar el dinero destinado a la investigación”, agregan los autores.

“Una explicación de este fracaso se atribuye a las diferencias biológicas y fisiológicas entre animales y humanos, pero fallas en los estudios o las publicaciones también pueden explicar estos errores”, añaden los investigadores.

Los analistas prefieren publicar sus trabajos en revistas científicas prestigiosas, pero estas tienden a destacar aquellos con resultados positivos, lo que también permitiría explicar por qué muchos de los resultados son sesgados.

Los investigadores de Stanford proponen soluciones para mejorar la situación, como establecer barreras más estrictas a la hora de llevar a cabo los estudios y analizar los resultados; además de registrar con anticipación las pruebas que se vayan a llevar a cabo en animales para que sus resultados sean publicados, sean positivos o no, y publicar los resultados brutos de investigaciones para que otros científicos puedan, a su vez ,verificarlos.

  • Comparta este artículo
Vivir

Refutan comparar datos de test en animales con el cerebro humano

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota