Vivir

Ramonense se siente orgulloso de sus raíces y las defiende

Actualizado el 14 de febrero de 2014 a las 12:00 am

Vivir

Ramonense se siente orgulloso de sus raíces y las defiende

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Los planes de don Roberto Arias de construir su casa en un tranquilo recinto en las montañas de San Ramón de Alajuela, tendrán que esperar.

El descubrimiento de una tumba del periodo precolombino tardío obligó a hacer una pausa en las labores de construcción, pero eso a él no le preocupa.

“Yo puedo esperar; para mí lo importante es que estos señores arqueólogos hagan todas las investigaciones y puedan rescatar este gran tesoro histórico”.

Don Roberto es propietario de dos manzanas de terreno en el planea construir una casa más grande que la que tiene actualmente “para estar más cómodos” él, su esposa y un hijo que vive con ellos. “Yo creo que la historia de nuestro país y de nuestras comunidades se debe preservar. No debemos olvidar el pasado”, dijo.

Roberto Arias Durán  cuenta que un tractor que hacía la excavación, golpeó estas piedras que son de la tapa de la tumba.  | PABLO MONTIEL
ampliar
Roberto Arias Durán cuenta que un tractor que hacía la excavación, golpeó estas piedras que son de la tapa de la tumba. | PABLO MONTIEL

Arias se mostró abrumado por la gran cantidad de curiosos, periodistas y fotógrafos que se acercaron al lugar para ser testigos de la excavación. “Se siente uno grande”, dijo, entre risas .

El arqueólogo Ricardo Vázquez, del Museo Nacional, destacó este hallazgo como un gran aporte para la cultura local.

“Es importante para la comunidad pues abre una página para la historia de San Ramón, que no había sido desvelada. En este país necesitamos más personas como don Roberto con una conciencia sobre el patrimonio”.

Emilio Araya, vecino de la zona, no se perdió detalle de la excavación. “Estoy muy impresionado; en realidad, yo no sabía nada sobre estos temas y me parece muy interesante todo lo que ha explicado el arqueólogo sobre la forma en que enterraban los indígenas a los muertos”, reconoció.

En la tumba se encontraron osamentas de tres individuos adultos, artefactos de cerámica, fragmentos de ellos, así como dos cuentas de collares del siglo XVI, lo que revela que hubo contacto entre los indígenas y españoles.

  • Comparta este artículo
Vivir

Ramonense se siente orgulloso de sus raíces y las defiende

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota