Vivir

A esto se le denomina búsqueda predictiva

Nuevas ‘apps’ saben la respuesta antes de hacer la pregunta

Actualizado el 09 de agosto de 2013 a las 12:00 am

Adivinan lo que se quiere con base en las ‘migajas digitales’ que se dejan

Debate es si daría valor agregado o sería una intromisión más

Vivir

Nuevas ‘apps’ saben la respuesta antes de hacer la pregunta

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Una gama de empresas emergentes y grandes compañías como Google están trabajando en lo que se conoce como búsquedas predictivas, herramientas nuevas que funcionan como asistente personal robótico y se anticipan a lo que necesite antes de pedirlo.

Se echa un vistazo al teléfono por la mañana, por ejemplo, y se ve una alerta de que es necesario que usted salga temprano para llegar a la siguiente reunión debido al tránsito, aunque nunca le haya dicho a su teléfono que tenía una reunión ni dónde sería.

¿Cómo “sabe” el teléfono? Gracias a que una aplicación leyó el correo electrónico, escaneó la agenda, rastreó su ubicación, analizó patrones de tránsito y detectó que necesitaría media hora extra para manejar hasta donde tiene la cita.

La tecnología es el desarrollo más reciente en búsquedas en la red, y una de las primeras diseñadas para aparatos móviles.

Ni siquiera se requiere que la gente realice alguna búsqueda. El contexto –ubicación, momento del día y actividad digital– es la consulta, dicen los ingenieros que arman estos servicios.

Muchos tecnólogos concuerdan en que es probable que estos servicios se generalicen, y, al final, se integren a los relojes despertadores, refrigeradoras y hasta a los espejos en los baños.

Google Now ya es una parte importante de los anteojos conectados a Internet de la compañía. Cuando alguien que los usa va caminando por un aeropuerto con las manos ocupadas en el equipaje, podría ver una alerta que le diga que su vuelo está retrasado.

“Google Now ya me maravilla”, comentó Danny Sullivan, fundador de Search Engine Land, quien ha estado estudiando las búsquedas por dos décadas.

“Quiero decir, he visto todo tipo de cosas que se suponía revolucionarían las búsquedas, pero prácticamente no ha sido así. Google Now lo hace”, admitió.

¿Bueno o malo? Sin embargo, para algunas personas, las búsquedas predictivas –que dan también servicios como Cue, reQall, Donna, Tempo AI, MindMeld y Evernote– son la intrusión más reciente en nuestra vida, otra interrupción que suena y repica en el bolsillo, que extrae de nuestra vida digital información personal y está entre lo útil y lo espeluznante.

PUBLICIDAD

“A la pregunta sobre lo espeluznante, la respuesta es que depende de a quién se le pregunta”, dijo Andrea M. Matwyshyn, profesora de la Universidad de Pensilvania, quien estudia las implicaciones jurídicas de la tecnología.

“Lo que funciona para un grupo de unos treinta y pocos ingenieros en Silicon Valley puede no ser representativo de la forma en la que tienden a usar los teléfonos los ejecutivos de 60 años en Nueva York”.

Durante años, muchos programadores informáticos han soñado con elaborar una herramienta como esta. La tecnología surge ahora porque la gente está desesperada por tener una forma de lidiar con la inundación de información digital y porque gran parte de ella está almacenada en la nube, adonde las aplicaciones pueden tener acceso fácilmente.

“No podemos continuar con ocho reuniones y 200 correos electrónicos diarios”, señaló N. Rao Machiraju, cofundador y director ejecutivo de reQall, que vende su tecnología a otras empresas para que hagan sus propias aplicaciones de asistente personal.

“Tenemos una tecnología que no espera a que se le formule una pregunta, sino que se anticipa a lo que se necesita y cuando es el mejor momento para hacerlo”, acotó.

Los servicios adivinan lo que se quiere saber con base en las migajas digitales que se dejan, como las entradas a la agenda, los correos electrónicos, las actividades en las redes sociales y los lugares a donde se lleva el teléfono. Muchos utilizan servicios externos para cosas como vales, noticias y tránsito.

Google Now, que llegó a algunos aparatos con Android hace un año y a los iPhone en abril, indica la hora de salir cuando se tiene una reserva para cenar. Eso se debe a que notó un correo electrónico de OpenTable en la bandeja de entrada de Gmail, conoce la ubicación por el GPS del teléfono y revisó Google Maps para saber las condiciones del tránsito.

Un par de días antes de viajar, mostrará el tiempo en el destino, y al llegar, información sobre el tipo de cambio y la hora en el lugar de origen.

Retos. Las búsquedas predictivas exitosas son tan complicadas como la vida real.

PUBLICIDAD

Si uno está en Londres por negocios, lo cual sabría la aplicación por las actividades en la agenda, es probable que se quiera un archivo pdf relacionado con el trabajo.

Pero, si se está de vacaciones, se podría querer contar con instrucciones para llegar al Big Ben.

“Ya falló algo para cuando se busca”, notó Phil Libin, el director ejecutivo de Evernote, aplicación para tomar notas, que muestra activamente las entradas anteriores relacionadas con las circunstancias actuales.

Muchas de las aplicaciones utilizan el aprendizaje automático para, con el tiempo, llegar a conocer a las personas.

Por ejemplo, el servicio reQall puede bloquear llamadas para no interrumpir las reuniones. No obstante, un día, el pequeño hijo de Sunil Vemuri, el cofundador de reQall, estaba enfermo en su casa con el padre de Vemuri, quien trataba con urgencia de hablar con él sobre una medicina.

Debido a que llamó más de una vez y reQall sabía que ambos tienen el mismo apellido y hablaban a menudo, la aplicación interrumpió la reunión.

El objetivo es ir más allá de la ayuda logística para enviar cualquier cosa que se pueda necesitar saber. Por eso, Google agregó hace poco recomendaciones de libros, películas y música. “Solo hay que imaginar que dentro de varios años ese asistente personal sea un experto en cada campo conocido para la humanidad”, señaló Amit Singhal, el vicepresidente senior de búsquedas de Google. Los anuncios no están muy lejos. “Cuanto mejor podamos proporcionar información, aun sin que se solicite, mejor podremos dar información comercial sobre la cual hay personas a las que les emociona poder brindarla”, explica Larry Page, director ejecutivo de Google.

Algunos escépticos dicen que presionar para que haya anuncios y otra información no deseada podría ser molesto o, incluso, una violación a la privacidad.

Si uno ve el tráiler de una película en YouTube, por ejemplo, Google Now podría enviarle los horarios locales de exhibición cuando se estrene en su ciudad. ¿Qué pasaría si no le gustó el tráiler para nada?

“La gente podría encontrar perjudicial la interface, en lugar de útil”, añadió Matwyshyn.

Baris Gultekin, director de administración de productos en Google, quien ayudó en la invención de Now, dijo que la compañía está consciente de ese riesgo y es “muy conservadora” con lo que le muestra a las personas.

Daniel Gross, cofundador de Cue, otra aplicación de asistente personal, que por eso empezaron con alertas en las que una persona mostró interés, al crear una entrada o ingresar un compromiso en la agenda, por ejemplo.

  • Comparta este artículo
Vivir

Nuevas ‘apps’ saben la respuesta antes de hacer la pregunta

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota