Vivir

hito médico en Europa

Francia opera con éxito niños a corazón cerrado

Actualizado el 07 de diciembre de 2015 a las 12:00 am

La nueva técnica beneficiará a unos 40 infantes en los próximos dos años

Vivir

Francia opera con éxito niños a corazón cerrado

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

ToulouseAFP Con resultados exitosos, tres niños fueron operados a corazón cerrado en el Hospital de Toulouse, ubicado al suroeste de Francia.

Se trata de una hazaña médica que, hasta el momento, no se había conseguido en el continente europeo.

El hito se alcanzó debido al uso del EchoNavigator, un nuevo software de visualización en 3D, informó, ayer domingo, el responsable del equipo médico de Pediatría del hospital.

Este sistema de navegación en 3D ya había sido utilizado en un hospital de Créteil, en la región parisina, y en otras clínicas europeas, aunque solamente en adultos y con otros problemas, precisó a la agencia AFP, Philippe Acar, cardiólogo y pediatra.

La tecnología facilita las operaciones por vía percutánea; es decir, a través de una vena. Así, se evita la operación a corazón abierto en niños con malformaciones cardíacas.

Este software , desarrollado junto a la empresa Philips, permite ver en la misma pantalla en 3D, la ecografía y los rayos X del corazón del paciente. Todo sucede en el momento en que los médicos introducen la sonda para reparar malformaciones cardíacas, explicó el profesor Acar, quien dirige la investigación clínica.

Según el cardiólogo, el sistema probado en Toulouse se integra a un proyecto de todo el continente europeo.

Las estimaciones señalan que unos 40 niños se beneficiarían con una operación de este tipo en los próximos dos años, antes de que este procedimiento se extienda a todos los hospitales de Francia y al resto del continente.

“Hay que demostrar que aporta una verdadera ayuda a los cirujanos”, explicó el profesor Acar.

Una niña llamada Nellie, de 5 años, fue la primera paciente a quien se le aplicó la técnica, a comienzos de noviembre.

La menor tenía un agujero interventricular, una condición muy delicada de operar con cirugía clásica.

“Este sistema realmente nos ayudó”, subrayó Acar.

Un varón de 6 años fue sometido al mismo procedimiento, así como una niña de 9 años a quien le solucionaron un problema de comunicación entre las aurículas cardíacas.

“Solamente se necesitan 72 horas de hospitalización y el niño sale sin cicatrices”, destacó el profesor Acar.

  • Comparta este artículo
Vivir

Francia opera con éxito niños a corazón cerrado

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota