Vivir

Nace en Sarapiquí un refugio para la lapa verde

Actualizado el 24 de noviembre de 2012 a las 12:00 am

Sinac aprobó su creación bajo la categoría de refugio privado.

Vivir

Nace en Sarapiquí un refugio para la lapa verde

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         La lapa verde es una especie migratoria. Utiliza los árboles de almendro que están en el refugio. | ARCHIVO
ampliar
La lapa verde es una especie migratoria. Utiliza los árboles de almendro que están en el refugio. | ARCHIVO

San José (Redacción). Como parte del corredor biológico San Juan - La Selva, un nuevo refugio de vida silvestre nace en Sarapiquí para sumarse a los esfuerzos de conservación de la lapa verde, especie que está en peligro de extinción.

Así lo dio a conocer el Consejo Nacional de Áreas de Conservación (Conac), dependencia del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac), el cual aprobó su creación bajo la categoría de refugio privado.

El Refugio de Vida Silvestre Lapa Verde se encuentra en Chilamate de Sarapiquí y cuenta con una extensión de 509 hectáreas de bosque tropical lluvioso.

Posee una cobertura de más de 300 hectáreas de bosque primario, 189 de bosque secundario y 3,5 de pantanos.

“El Refugio Lapa Verde será un lugar caracterizado por proteger una alta biodiversidad y poseerá la infraestructura adecuada para operar actividades ambientales, de investigación y educativas con la alteración mínima del medio natural, permitiéndose así su autofinanciamiento”, dijo Peter Lauchenauer de Fundación Ecovida que administra el refugio.

  • Comparta este artículo
Vivir

Nace en Sarapiquí un refugio para la lapa verde

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Michelle Soto M.

msoto@nacion.com

Periodista de Ambiente

Redactora en la sección Aldea Global. Periodista graduada en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas ambientales. Recibió los premios Innovación para el Desarrollo Sostenible (2011) y Periodismo Agrícola y Desarrollo Rural (2012).

Ver comentarios
Regresar a la nota