Vivir

Desacuerdo por presupuesto federal frena también a la ciencia

La NASA está ‘en coma’ por parálisis de Gobierno de Estados Unidos

Actualizado el 02 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Prioridad de la agencia es proteger a sus astronautas y sondas en el espacio

Solo 600 de poco más de 18.000 empleados siguen en sus funciones

Vivir

La NASA está ‘en coma’ por parálisis de Gobierno de Estados Unidos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

  El despegue de la  sonda de exploración de la atmósfera de Marte (MAVEN), proyecto liderado por una costarricense, sería  el 18 de noviembre pero ahora   ‘se encuentra suspendido’.  | AFP
ampliar
El despegue de la sonda de exploración de la atmósfera de Marte (MAVEN), proyecto liderado por una costarricense, sería el 18 de noviembre pero ahora ‘se encuentra suspendido’. | AFP

Cerca de 17.700 empleados de la NASA –aproximadamente el 97% de su planilla– se quedaron ayer en casa pues sus funciones no son consideradas vitales para Estados Unidos.

A raíz de la parálisis del Gobierno federal, la administración de la agencia espacial suspendió los puestos “no esenciales” hasta llegar a un acuerdo.

Los parámetros de la NASA para decidir quién trabaja y quién no son simples: su prioridad es garantizar la seguridad de los seis astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS) –dos de los cuales son estadounidenses–, así como proteger la propiedad (robots y sondas) de la NASA dentro y fuera de la Tierra.

Todas las misiones que aún no han despegado se ponen en pausa. Entre ellas, la misión MAVEN que prevé estudiar la atmósfera de Marte y es liderada por la ingeniera costarricense Sandra Cauffman.

El despegue de la sonda estaba previsto para el 18 de noviembre. Si no se aprovecha esta ‘ventana de despegue’, la misión deberá posponerse hasta el 2016.

Por su parte, el telescopio espacial Hubble seguirá activo, pero la información que recopile este y otros aparatos será archivada hasta que regresen a trabajar los funcionarios que la analizan.

Uno de los pocos programas que quedarán activos será el que da soporte al robot Curiosity , según confirmó por correo el portavoz del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL). Esta institución es subcontratada por NASA y por tanto no es afectada directamente por la suspensión. Sin embargo, el JPL no podrá comunicar información.

Además. El cierre de NASA también afectó su visitado sitio web www.nasa.gov –inactivo desde ayer–, al servicio Nasa TV y todas las cuentas de Twitter oficiales de la agencia. Por ejemplo, el perfil @asteroidwatch, que reporta objetos que se acercan a la Tierra, permanece paralizado.

Los funcionarios tampoco están usando el correo electrónico institucional. Además, casi todos los ‘empleados exentos’ del cese de funciones, es decir, quienes sí trabajan, son aquellos que están involucrados en la protección de vidas humanas y de aparatos, explicó la agencia en un comunicado oficial.

Así como el resto de los empleados federales que deban trabajar, el personal que continuará laborando en NASA recibirá su pago hasta después de que el Congreso apruebe el presupuesto.

PUBLICIDAD

La agencia también especificó que los empleados tampoco pueden ofrecerse como voluntarios para seguir trabajando.

“Considero que este paro de las instituciones gubernamentales es temporal, un ‘pulso’ político de mal gusto que será resuelto en poco tiempo, porque el pueblo americano está muy disgustado con sus legisladores. Tuvimos uno similar y corto en los años 90 cuando yo me preparaba para una misión al espacio, pero no nos afectó. No considero que afecte los programas de largo plazo de la NASA”, comentó el astronauta costarricense Franklin Chang sobre la situación. Añadió que, en estos momentos, el paro no afecta los planes que desarrolla su empresa junto a la NASA.

  • Comparta este artículo
Vivir

La NASA está ‘en coma’ por parálisis de Gobierno de Estados Unidos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota