Vivir

NASA lanzó satélite para medir CO2 en la atmósfera, tras dos previos intentos fallidos

Actualizado el 02 de julio de 2014 a las 10:06 am

Su misión durará al menos dos años con la realización de mediciones de las fuentes de emisión de CO2 y de los pozos de carbono en toda la Tierra para permitir a los científicos estudiar mejor los cambios con datos actuales.

Vivir

NASA lanzó satélite para medir CO2 en la atmósfera, tras dos previos intentos fallidos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El OCO-2 es un satélite que permitirá medir los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera.
ampliar
El OCO-2 es un satélite que permitirá medir los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera. (AP)

La agencia espacial estadounidense Nasa lanzó en la madrugada de este miércoles un satélite para medir el nivel del dióxido de carbono en la atmósfera, el gas con mayor incidencia en el calentamiento climático.

El Orbiting Carbon Observatory-2 (OCO-2) despegó a bordo del cohete Delta 2 desde la Base Vandenberg de la Fuerza Aérea, en California.

El exitoso lanzamiento fue un alivio para la Nasa, tras dos previos intentos fallidos de colocar el satélite en órbita, en 2009 y 2011, debido a problemas de funcionamiento en el cohete.

Un intento de lanzamiento el martes abortó en el último minuto debido a un problema con el flujo de agua del misil.

El OCO-2, muy similar al OCO-1 que se destruyó durante su lanzamiento en febrero de 2009, se unirá ahora al A-Train, una constelación de otros cinco satélites internacionales para la observación de la Tierra.

Se convertirá en el principal observatorio de esa flota que girará alrededor del globo cada 99 minutos para realizar observaciones casi simultáneas.

Su misión durará al menos dos años con la realización de mediciones de las fuentes de emisión de CO2 y de los pozos de carbono en toda la Tierra para permitir a los científicos estudiar mejor los cambios con datos actuales.

"La misión del OCO-2 proporcionará las imágenes más detalladas a la fecha de las fuentes naturales del dióxido de carbono, así como sus sumideros, lugares de la superficie de la Tierra donde se elimina el dióxido de carbono de la atmósfera", dijo la NASA.

"El observatorio estudiará cómo estas fuentes y sumideros se distribuyen en el globo y cómo cambian con el paso del tiempo", agregó.

El OCO-2 tomará 24 mediciones de carbono en la atmósfera por segundo, cerca de un millón por día, aunque las nubes son un importante obstáculo.

Su campo de visión es aproximadamente de tres kilómetros cuadrados, por lo que aún las nubes más tenues pueden opacar las mediciones.

La NASA espera que unas 100.000 de las instantáneas de datos que tome el satélite serán útiles por estar libres de nubes.

Kevin Gurney, profesor asociado de la Universidad Estatal de Arizona, Tempe, dijo que el satélite contribuirá con otros esfuerzos financiados por la NASA para medir las emisiones de combustibles fósiles.

  • Comparta este artículo
Vivir

NASA lanzó satélite para medir CO2 en la atmósfera, tras dos previos intentos fallidos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota