Vivir

Encuesta de opinión con 603 colegiales de instituciones públicas y privadas

Jóvenes ticos ven a la ciencia como un trabajo prestigioso

Actualizado el 06 de junio de 2014 a las 12:00 am

Estudiantes creen que es un quehacer para “mentes sobresalientes”

Ellos prevén que podrían conseguir trabajo pronto y una buena remuneración

Vivir

Jóvenes ticos ven a la ciencia como un trabajo prestigioso

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Costa Rica destaca entre los países iberoamericanos con el segundo porcentaje más alto entre los jóvenes con interés de convertirse en ingenieros (45,9%). El primer lugar lo ocupa Colombia con 46,2%. La encuesta de opinión también reveló que las matemáticas son la materia preferida de los estudiantes, aunque también la perciben como la más difícil en el aula. | ARCHIVO.

“La ciencia es un trabajo prestigioso, de muchas horas y para personas con inteligencia por encima de lo normal”. Así es como estudiantes de quinto año de la Gran Área Metropolitana ven la labor científica en el país.

Esa percepción se desprende de la encuesta de opinión sobre Intereses de estudio en ciencia y tecnología, revelada ayer por el Centro de Investigación en Administración, Economía y Gestión de Tecnología , del Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC).

La consulta se realizó a 603 colegiales mediante cuestionarios autoadministrados, entre los meses de agosto y setiembre del 2013.

De los encuestados, el 57,9% consideró que los científicos desempeñan un trabajo prestigioso. Eso sí, el 50,1% aseguró que consagrarse a la ciencia requiere la inversión de muchas horas.

Mientras que el 33,2% de los consultados afirmó que quienes se desempeñan en estos campos suelen tener una inteligencia por encima de la normal.

La buena remuneración del trabajo científico fue una de las características resaltadas por el 31,5% de los estudiantes, en tanto un 10,4% también percibe la ciencia como una labor que se hace en solitario.

José Martínez, director del Centro de Investigación del TEC, aseguró que la buena imagen que tienen los jóvenes sobre los trabajadores de la ciencia se debe a que: “tenemos científicos que han sido reconocidos a nivel internacional de manera extraordinaria. Eso impacta mucho en la juventud”.

Esto es apoyado por los resultados del sondeo, pues el 58,6% aseguró conocer a algún científico y un 29,4% dijo saber de alguna institución científica.

Las menciones de empresas de alta tecnología que se hacen a través de diversos canales son un elemento que, según Martínez, también pesa en la opinión juvenil. “Los estudiantes ven que el país va por la ciencia y la tecnología. Son buenos referentes y eso los hace aspirar a tener esos puestos”.

Interés. La encuesta reveló que las ingenierías son las número uno en despertar el interés de los colegiales, seguidas por las ciencias de la salud y las ciencias económicas. Sin embargo, el informe reafirmó lo que ya indicaban otros estudios: los hombres siguen aspirando a trabajos en las ingenierías, mientras que las mujeres se inclinan por ciencias de la salud.

“Tal vez todavía prima en las mujeres y en la sociedad la idea de que (las ingenierías) son carreras duras, o que son solo para hombres. Poco a poco eso se ha ido disminuyendo. Las mujeres están completamente capacitadas en otras ‘habilidades suaves’ que aportan más, como organización, responsabilidad, puntualidad”, comentó el rector del TEC, Julio César Calvo.

Sobre esa tendencia, en marzo pasado ya el informe Mujeres en Ciencia , del Instituto de Estadística de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), revelaba que el 61% de las investigadoras en ciencias de la salud con las que cuenta el país son mayoritariamente mujeres. No obstante, dejaba en claro que la investigación en el campo científico y tecnológico no suele ser la primera opción de las ticas.

En la región. Los responsables de la investigación del TEC compararon los datos obtenidos con los de la Encuesta sobre ciencia a jóvenes iberoamericanos y la Encuesta sobre intereses de estudio en jóvenes costarricenses y hallaron que el 37% de los colegiales consultados encontraron bajos riesgos y altos beneficios asociados a dedicarse a la ciencia y la tecnología.

“El bajo riesgo quiere decir que los muchachos perciben que pueden terminar su carrera y, además, que pueden conseguir empleo una vez finalizada. Y también que van a tener una muy buena remuneración”, aseguró el investigador Martínez.

  • Comparta este artículo
Vivir

Jóvenes ticos ven a la ciencia como un trabajo prestigioso

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Monserrath Vargas L.

movargas@nacion.com

Periodista de ciencia y tecnología

Redactora en la sección de Aldea Global de La Nación. Periodista graduada por la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre ciencia y tecnología.

Ver comentarios
Regresar a la nota