Vivir

Agencia universitaria promueve ingenio de jóvenes emprendedores

Incubadora de ideas hace germinar empresas en UCR

Actualizado el 31 de marzo de 2014 a las 12:00 am

Proyectos con novedad, impacto social, conocimiento, son mejor valorados

Emprendedores dentro de AUGE intercambian sus servicios y se apoyan

Vivir

Incubadora de ideas hace germinar empresas en UCR

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Las ideas tecnológicas no solo se discuten, sino que también se convierten en realidad en el campus de la Universidad de Costa Rica; esto, gracias a la Agencia Universitaria para la Gestión de Emprendimiento (AUGE) y al ingenio de jóvenes emprendedores.

Proyectos de todo tipo son bienvenidos; sin embargo, los novedosos, de base tecnológica, con impacto social y de intensivos conocimientos, son los que se ganan un lugar en la incubadora, explicó su director, Luis Jiménez .

Mario Baldizón y Michael Navarro son los responsables de Naranja Tours. Fotos: Mayela López.
ampliar
Mario Baldizón y Michael Navarro son los responsables de Naranja Tours. Fotos: Mayela López.

Así, aplicaciones como Parso , que permite pagar el parqueo con el celular; DiDi, un directorio digital para hacer búsquedas y hasta pedir taxis; Huli, para encontrar especialistas de salud en línea, y los recorridos culturales con realidad aumentada de “Naranja Tours” llegaron a AUGE.

“Pagar en zona pública o privada un parqueo, es difícil; a veces no disponés de las boletas o viene el cuidacarros y te las vende al doble de lo que costaban. Por eso pensamos hacer una plataforma que permitiera pagar eso”, explicó Andrei Fuentes, de 28 años.

Tras una beca en Israel, Fuentes y su socio se decidieron a iniciar su empresa, que ya trabaja con algunas municipalidades para probarlo. Su app ya está desarrollada al 98%.

“Una de las ventajas de este tipo de emprendimientos, es que no se necesita una inversión altísima para iniciar. Pero como la barrera de entrada es tan baja, hay mucha competencia, y para destacar, hay que ponerle bastante”, comentó Fuentes.

Al llegar a AUGE, Fuentes se dio cuenta de que conocer sobre computación no es suficiente para echar a andar una empresa de este tipo. “Ahora hago 20% tecnología y 80% negocio. Antes no sabía cómo exponer la idea a un inversionista o al público”, explicó.

En línea. Otros proyectos como la aplicación DiDi y la plataforma web Huli ya han estado en línea durante algún tiempo. Esa experiencia no solo enriquece sus plataformas, sino también a otros jóvenes que deciden llevar su idea a la incubadora de empresas.

Alejandro Marín, uno de los responsables de DiDi explicó que en AUGE se realizan las “suricatadas”, reuniones donde los emprendedores comparten experiencias, y los más antiguos en la incubadora se convierten en los mentores de los recién llegados.

PUBLICIDAD

Su equipo brindó apoyo a dos emprendedores que querían desarrollar un proyecto de clases de inglés por Internet. “Les aconsejamos en qué enfocarse y qué cosas podrían evitar para que no enfrenten las mismas ‘piedras’ que nosotros”, comentó el joven.

En la agencia universitaria hasta existe “una moneda”, que permite intercambiar servicios entre los emprendedores inscritos, según Marín.

Otros, como Carla Qant, de Huli, explican que su interés de insertarse en AUGE responde al deseo de corroborar si el modelo de desarrollo de su empresa se encuentra bien encaminado.

“Hacer una idea, crearla, probarla, modificarla y convertirla en algo que afecte la vida de las personas, tiene que ser por medio de la tecnología. Es un campo vastísimo”, afirmó Qant.

Paso a paso. Los proyectos que se incuban y aceleran en esta agencia universitaria, se clasifican en fase azul, amarilla y verde. En la primera de ellas se presenta un formulario de ingreso (azul); luego de que esta etapa es superada, pasan a capacitarse en los modelos de negocio (amarilla); en la última etapa, los productos están listos para desarrollarse y probar un prototipo funcional de su producto (verde), explicó el director de AUGE.

Para procurar que los emprendedores tengan un ingreso mientras desarrollan su producto, recientemente se les brindó la alternativa de administrar un Hangar Café (un pequeño puesto de esta bebida, té y galletas) y disfrutar de una beca de emprendimiento.

“No es una beca común y corriente. No hacés cosas para alguien, sino que emprendés también en el café”, comentó Mario Baldizón, de “Naranja Tours”.

Él, junto a Michael Navarro, impulsa la idea de hacer recorridos culturales por San José, con la complicidad de una aplicación móvil y la realidad aumentada.

  • Comparta este artículo
Vivir

Incubadora de ideas hace germinar empresas en UCR

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Monserrath Vargas L.

movargas@nacion.com

Periodista de ciencia y tecnología

Redactora en la sección de Aldea Global de La Nación. Periodista graduada por la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre ciencia y tecnología.

Ver comentarios
Regresar a la nota