Vivir

Feria Nacional de Ciencia y Tecnología 2015

Indígenas se abren paso como futuros científicos

Actualizado el 13 de noviembre de 2015 a las 12:00 am

Por primera vez, estas etnias tienen una participación representativa

Vivir

Indígenas se abren paso como futuros científicos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Gerson Céspedes de 19 años propone una antena casera para amplificar la señal inalámbirca emitida por una antena parabólica.El suyo es uno de los 24 proyectos de estudiantes indígenas en la Feria Nacional de Ciencia y Tecnología 2015. | JOHN DURÁN

El joven Gerson Céspedes, de 19 años, y su profesor de Ciencias, Fabián Calderón, salieron el martes en la mañana desde su casa, en la remota comunidad indígena cabécar de Ñari Ñak, en Alto Chirripó, Turrialba.

El propósito del estudiante del Liceo Rural Jak Ksari y de su tutor era llevar hasta San José una idea incubada con el ingenio de dos muchachos para mejorar el limitado acceso a la tecnología en su comunidad.

Las Instalaciones Deportivas de la Universidad de Costa Rica, en Sabanilla de Montes de Oca, son la sede de la 29.ª Feria Nacional de Ciencia y Tecnología. Esta reúne a casi 400 niños y jóvenes, quienes, como Gerson, pretenden dar su aporte a la sociedad desde esas disciplinas.

Por primera vez, este encuentro cuenta con una significativa participación de escolares y colegiales procedentes de territorios indígenas, que en total exponen 24 proyectos.

“En la comunidad solo tenemos una antena VSAT que instaló el Instituto Costarricense de Electricidad en el 2011. Por ser un colegio nuevo, no tenemos señal todavía, entonces, los estudiantes y los profesores tenemos que salir, caminar mucho y hasta mojarnos para poder conectarnos a Internet”, relató el joven, quien cursa el noveno año.

Céspedes y su compañero Michael Montoya –quien no pudo asistir al evento– diseñaron una antena casera cuyo fin es amplificar la señal inalámbrica (wifi).

“Lo que hace es recibir las ondas de la antena principal. Se coloca en el punto donde llega la última onda de la señal original y, entonces, amplifica esa señal y la dirige hacia una computadora. Ya la probamos y nos funcionó bien”, explicó el muchacho.

Los materiales para construirla están a mano. “Se necesita un sartén, papel aluminio, un chip, un cable USB y un trozo de caña brava, para poder instalarla a cierta altura”, detalló el joven.

Semillero de científicos. Distribuidos en tres gimnasios dentro del recinto deportivo, 201 proyectos científicos y tecnológicos ofrecen soluciones a problemas en ámbitos como biología, robótica, medicina, agricultura, nutrición, ingeniería y ambiente, entre otros.

Nayeli Cruz y Emilce Morales son dos estudiantes de cuarto grado de la Escuela de San Bernardo de Tarrazú. Ellas idearon una técnica para purificar el agua y hacerla apta para el consumo humano. Emilce es oriunda de Panamá y pertenece a la etnia indígena ngöbe.

Las niñas utilizan un filtro fabricado con algodón, piedras extraídas, arena, carbón y gasa.

  • Comparta este artículo
Vivir

Indígenas se abren paso como futuros científicos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota