Vivir

Exploración espacial: contrasta el cierre forzado en EE.UU. con el brioso impulso en China

Actualizado el 14 de octubre de 2013 a las 11:01 am

En Asia, China es considerada como el líder regional en materia espacial

La Nasa, que tuvo que suspender de sus labores al 97% de sus empleados, aplazó temporalmente varios de sus proyectos

Vivir

Exploración espacial: contrasta el cierre forzado en EE.UU. con el brioso impulso en China

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El vehículo Konotori IV (JIJI Press/AFP)

Diez años después de haber enviado al espacio a su primer astronauta, China continúa su ambicioso programa espacial mientras su rival estadounidense, la Nasa, está paralizada a causa de la crisis presupuestaria que se vive en Estados Unidos.

El cierre de las agencias del gobierno de EE.UU., que ha mandado a sus casas a más de 800.000 funcionarios desde el 1 de octubre por la negativa republicana a aprobar fondos para la administración, ha suspendido y silenciado numerosas actividades de exploración espacial.

China, mientras tanto, disfruta del prestigio militar y económico que sus incursiones espaciales le dan.

"En Asia, China es considerada como el líder regional en materia espacial, lo que le da un verdadero prestigio militar y económico", afirmó Joan Johnson-Freese, encargada de cuestiones de seguridad en el Colegio de Guerra de la Marina de Newport, y especialista en las actividades espaciales chinas.

"En el resto del mundo, la ventaja económica para China es no ser considerada como capaz de producir únicamente ropa barata", agregó.

China todavía está lejos de las conquistas de Estados Unidos y la ex Unión Soviética --aunque aprendió de los dos-- y le faltan años para el lanzamiento de su estación espacial.

Mientras tanto, Yang Liwei, general y subdirector de la Agencia China encargada de los programas habitados, recibe actualmente solicitudes de países en vías de desarrollo que quieren colocar astronautas en órbita.

"Nos gustaría entrenar a astronautas de otros países y organizaciones que tienen esa demanda y nos encantaría realizar misiones para astronautas extranjeros", declaró en septiembre durante un seminario en Pekín organizado por la ONU y China  sobre la tecnología espacial.

Pakistán ya indicó que quiere figurar entre los primeros.

El programa espacial chino, previsto a lo largo de los próximos 30 años, se basa en "una voluntad política que no tiene que responder a un electorado para perdurar, algo que, evidentemente, es mucho más difícil para las democracias", destacó Johnson-Freese.

bordo del Shenzhou 5 en 21 horas, abriendo el camino de China hacia el cosmos.

Más de 40 años después del histórico vuelo del soviético Yuri Gagarin, esa hazaña convertió a China en el tercer país, después de la URSS y Estados Unidos, capaz de realizar un vuelo espacial habitado.

PUBLICIDAD

Desde entonces, el país envió a 10 astronautas --ocho hombres y dos mujeres-- al espacio durante cinco misiones, así como un módulo espacial colocado en órbita, Tiangong-1.

El régimen, que financia este programa supervisado por el ejército invirtiendo miles de millones de dólares, considera que se trata de una señal importante del nuevo estatuto internacional del país, de su dominio tecnológico, y también de la capacidad del Partido Comunista para modificar el destino de una nación otrora agobiada por la pobreza.

Sus ambiciones culminarán el día en que un chino pise la superficie de la Luna, precedido hacia fines de este año por el alunizaje de un vehículo automatizado de exploración.

Una cuarta instalación de lanzamiento será inaugurada dentro de dos años, y hacia 2023 terminará la construcción de una estación espacial que será colocada en órbita alrededor de la Tierra, Tiangong-3.

En la misma época, la estación espacial internacional, desarrollada por Estados Unidos, Europa, Rusia, Japón y Canadá, será abandonada después de unos 20 años de servicios.

Esta coincidencia simbólica podría reflejar también el desplazamiento de los centros de poder en la superficie de la tierra durante la próxima década.

El rápido desarrollo del programa espacial chino contrasta profundamente con el de Estados Unidos, que lanzó su último cohete espacial en 2011 y cuyos proyectos de futuro son vagos por ahora.

En suspeso. La Nasa, que tuvo que suspender de sus labores al 97% de sus empleados, aplazó temporalmente la preparación para el lanzamiento de la cápsula MAVEN, diseñada para el estudio de Marte desde órbita.

El período propicio para el lanzamiento de Maven termina a mediados de diciembre, y si el instrumento diseñado para mejorar las comunicaciones entre la Tierra y los robots exploradores en el planeta rojo no parte para entonces, habrá que esperar hasta 2016 para la alineación adecuada de los planetas.

La paralización también ha forzado a la Nasa a silenciar las comunicaciones radiales aún cuando otra misión, la cápsula LADEE, se ubicó exitosamente en órbita de la Luna el domingo pasado.

El Observatorio Nacional de Radioastronomía, que cerró su oficina central en Virginia, suspendió sus actividades el viernes 4 con lo cual cerraron sus ojos al universo el Very Large Array y el Very Long Baseline Array, en Nuevo México; y el Green Bank Telescope en Virginia Occidental.

PUBLICIDAD

La agencia es también corresponsable por la operación del radiotelescopio ALMA en Atacama, Chile, pero esa instalación podría seguir funcionando por otras dos o tres semanas.

La administración del gigantesco radiotelescopio de Arecibo, en Puerto Rico, ha hecho planes para la suspensión de todos sus empleados a mediados de octubre si todavía se prolonga la paralización de la burocracia federal.

Varias conferencias de ciencia espacial se han suspendido pero, por ahora, el Laboratorio de Propulsión de la Nasa en Pasadena, California, sigue operando normalmente dado que sus empleados trabajan para la Universidad Tecnológica de California  (Caltech) y no para la agencia federal.

De todos modos, la dirección del Laboratorio ha indicado que reevaluará la situación semanalmente si se prolonga el cierre del Gobierno.

El experimento HiRISE que lleva a cabo la cápsula de Reconocimiento Orbital de Marte, de la Nasa, lo administra la Universidad de Arizona que, via twitter, indicó que tiene fondos para continuar las labores hasta fin de mes.

  • Comparta este artículo
Vivir

Exploración espacial: contrasta el cierre forzado en EE.UU. con el brioso impulso en China

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota