| Trabajos arqueológicos en Aberdeenshire, Escocia

Calendario lunar más antiguo del mundo fue hallado en Reino Unido

Se trata de una serie de12 hoyos grandes con forma especial diseñados para imitar las varias fases de la Luna

Últimas noticias

Los arqueólogos que trabajan en Escocia descubrieron lo que creen es el calendario lunar más antiguo del mundo: una serie de 12 hoyos grandes, con forma especial, diseñados para imitar las varias fases de la luna.

Los hoyos se alinean perfectamente en el solsticio de invierno, de forma tal que hubieran ayudado a los recolectores y cazadores de la Gran Bretaña mesolítica a llevar un registro preciso del paso de las estaciones y del ciclo lunar.

Con casi 10.000 años de antigüedad, estos curiosos hoyos que marcan el ciclo lunar en Aberdeenshire, son, por mucho, el “calendario” más viejo que se ha descubierto, antecediendo en varios miles de años a monumentos de la Era de Bronce de Mesopotamia, que hasta ahora había tenido esa distinción.

“Lo que estamos viendo aquí es un paso muy importante, en la más antigua construcción formal del tiempo de la humanidad hasta el inicio de la propia historia”, dijo Vincent Gaffney, profesor de Arqueología Espacial de la Universidad de Birmingham , quien encabezó el equipo que analizó los hoyos y reveló su propósito.

 Los hoyos se alinean perfectamente en el solsticio de invierno, de forma tal  que hubiera ayudado a los recolectores y cazadores en el  Mesolítico.  | NYT.
Los hoyos se alinean perfectamente en el solsticio de invierno, de forma tal que hubiera ayudado a los recolectores y cazadores en el Mesolítico. | NYT. ampliar

“La que representa la luna llena es grande y circular, de aproximadamente dos metros, y justo en el centro”, precisa Gaffney.

Lo intrigante es que el arco está alineado perfectamente con un orificio en el paisaje, donde el Sol hubiera salido el día del solsticio de invierno, hace 10.000 años.

Esto era importante, considera Gaffney, no solo porque aporta más evidencia apremiante respecto al propósito de los hoyos con forma de lunas, sino también porque en ausencia de alguna forma de calibración con el año solar, un calendario basado en 12 meses lunares pronto estaría fuera de sincronía con el Sol y carecería de sentido.

“Posicionar el calendario en el paisaje, de la forma en que lo hicieron, hubiera permitido que la gente que lo construyó “recalibrara” los meses lunares cada invierno para alinear su calendario con el año solar”, explica Gaffney.

Y esto es algo que parecen haber hecho, puesto que la evidencia geofísica sugiere que los hoyos fueron conservados y periódicamente reconfigurados decenas de veces (tal vez hasta miles) durante el milenio subsiguiente, al menos hasta que el monumento tipo calendario pareció caer en desuso, hace alrededor de 4.000 años.

Uso en la vida cotidiana. Seguir el tiempo y las estaciones hubiera tenido enorme importancia para las sociedades recolectoras y cazadoras de la Gran Bretaña mesolítica, tanto por motivos culturales como económicos. Era información útil para mejorar su poder como chamanes y su habilidad para predecir o “hacer que pasen” ciertos eventos astronómicos.

También podían saber cuándo empezaría a migrar la caza o cuándo empezaría a nadar contra corriente el salmón del río Dee.

“El valle Dee, donde se encuentran estos hoyos, durante mucho tiempo fue una intersección importante y área de reunión”, comentó Simon Fitch, arqueólogo especializado en el Mesolítico quien participó en el descubrimiento.

Los hoyos fueron descubiertos por fotografía aérea en 2004, pero apenas recientemente se reconoció su importancia. Para ello, se utilizó tecnología de detección remota de última generación y programas computacionales desarrollados especialmente, que trabajaron con posiciones de salidas y puestas de Sol en el paisaje, hace 10.000 años.

“Muestra que la sociedad de la Era de Piedra era mucho más sofisticada de lo que creíamos, particularmente en el norte, que hasta últimamente ha sido cierto tipo de página en blanco para nosotros”, dice Richard Bates, geofísico de la Universidad de St. Andrews, que hizo gran parte del trabajo de detección remota para el proyecto.

“Esto comprueba que la gente de aquí tenía los medios y la necesidad de poder seguir el tiempo a través de los años y estaciones, y el conocimiento que necesitaría para corregir su calendario lunar con el año solar”, consideró Bates.

“Es un paso importante en la historia del tiempo”, agregó.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Calendario lunar más antiguo del mundo fue hallado en Reino Unido