Vivir

Más de 220.000 ticos reciben tratamiento para diabetes en la CCSS

Actualizado el 13 de noviembre de 2012 a las 12:00 am

El año pasado se invirtieron $5,5 millones en tratamientos

Vivir

Más de 220.000 ticos reciben tratamiento para diabetes en la CCSS

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                El uso del glucómetro para medir los niveles de azúcar en la sangre es vital para el control de los pacientes con diabetes. Fotografía: Archivo
ampliar
El uso del glucómetro para medir los niveles de azúcar en la sangre es vital para el control de los pacientes con diabetes. Fotografía: Archivo

San José (Redacción). La diabetes es un mal que cada vez afecta a más personas y desde más jóvenes. La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) anunció esta mañana que 221.611 costarricenses están bajo tratamiento contra esta enfermedad crónica.

De ellos, el 45.21% está en tratamiento con insulina y el 55.4% con hipoglicemiantes orales (fármacos que potencian la producción de insulina en el páncreas) como la metformina y la glibenclamida.

La inversión en esta área el año pasado fue de $5,5 millones de dólares.

Hay dos tipos de diabetes con características muy diferentes: la diabetes tipo 1 y la tipo 2.

La diabetes tipo 1 tiene un componente genético con el que la persona nace, y que hará que los síntomas se manifiesten tarde o temprano. Sus primeros síntomas se dan entre los diez y 15 años de edad, pero en algunos casos ocurren antes. En este tipo de diabetes el organismo deja de producir insulina, una hormona que ayuda a que la glucosa penetre en las células para suministrarles energía. La deficiencia hace que el diabético tipo 1 deba inyectarse insulina para mantener su metabolismo. Los síntomas iniciales incluyen mucha sed, deseos frecuentes de orinar y una orina más abundante.

En la diabetes tipo 2 el cuerpo produce, más bien, un exceso de insulina, pero esta hormona no funciona bien en el organismo. Se habla de que estos pacientes tienen resistencia a la insulina. Sin suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre. Si esta enfermedad no se controla, el exceso de glucosa en la sangre puede causar, con el tiempo, problemas serios como daños en los riñones, problemas en la vista (incluso ceguera), deficiencias en la circulación sanguínea y en el corazón, y amputaciones. Esta enfermedad está asociada con estilos de vida poco saludables como la falta de ejercicio, y con dietas muy altas en grasa, y muy bajas en frutas y verduras.

Sin embargo, con motivo del Día Mundial de la Diabetes que se celebra mañana, los especialistas médicos consideran que lo más importante es evitar esta enfermedad. Estilos de vida sanos como hacer actividad física y comer de forma balanceada y sin excesos son parte importante de la prevención.

  • Comparta este artículo
Vivir

Más de 220.000 ticos reciben tratamiento para diabetes en la CCSS

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios
Regresar a la nota