Vivir

Esta técnica también se aprende en Costa Rica

Actualizado el 06 de septiembre de 2014 a las 12:00 am

Vivir

Esta técnica también se aprende en Costa Rica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En Costa Rica también hay quienes se interesan por aprender y practicar la comida atenta o alimentación consciente.

“Comer conscientemente nos abre las puertas hacia la salud y el bienestar”, dice Allan Barboza, psicólogo y profesor de mindfulness (atención plena) en el Centro Costarricense para Mindfulness, en Escazú.

“Esta alimentación atenta consiste en sentarse a comer cualquier alimento o comida poniendo atención a todos los efectos que producen en el cuerpo, a través de los sentidos. Por ejemplo, cuáles colores y texturas observo, qué olor brotaba, si tiene algún sonido en particular, el sabor y las reacciones que se producen en la boca, y hasta cómo se siente cuando la toco con los labios o los dedos”, explica Barboza.

La práctica de comer atentamente hace más lento el proceso de alimentación, provocando en la persona, en primera instancia, el darse cuenta de una serie de experiencias asociadas a la comida que no había advertido anteriormente.

“Estos momentos de concientización nos comienzan a evidenciar que comemos de una manera automática y hasta impulsiva”, manifestó el especialista en este tema.

Según Barboza, sentarse a comer con este grado de atención les permite a las personas identificar patrones de alimentación que aportan datos sobre la cantidad y la calidad de cada alimento que es consumido, así como de la frecuencia con que se hace este consumo.

“El comensal empieza a identificar pensamientos y emociones relacionados con la comida, como la autocompasión. A partir de ahí inicia el cambio hacia una alimentación saludable”, concluyó Barboza.

Esto ha demostrado ser un complemento bastante eficiente en el tratamiento de trastornos alimenticios, como la anorexia y la bulimia, la obesidad, la diabetes y otros trastornos gastrointestinales.

  • Comparta este artículo
Vivir

Esta técnica también se aprende en Costa Rica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota