Vivir

La obesidad y el asma tienen un vínculo genético, dice estudio

Actualizado el 26 de julio de 2013 a las 01:49 pm

Esudio hecho con 22 pacientes de peso normal, 23 pacientes obesos (11 con diabetes tipo 2, y el resto sin ella) y 15 pacientes

Vivir

La obesidad y el asma tienen un vínculo genético, dice estudio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La obesidad y la diabetes Tipo 2 se asocian con un aumento de más del 100% en la prevalencia de asma

Los genes relacionados con la inflamación crónica en el asma pueden ser más activos en las personas que son obesas, reveló un nuevo estudio de la Universidad de Buffalo.

Específicamente, los científicos encontraron que cuatro genes asociados con la inflamación crónica en el asma eran hasta más de 100% más activos en las personas con obesidad y obesidad mórbida.

Este incremento en la expresión de genes importa porque puede causar que las células blancas de la sangre, llamadas células mononucleares, produzcan cantidades mucho mayores de sustancias que contribuyen a la inflamación alérgica y a otras anomalías que ocurren en los bronquios cuando se tiene asma.

ampliar

Los científicos también encontraron mayores concentraciones de dos compuestos relacionados con el asma en el plasma de los pacientes obesos y obesos mórbidos: MMP-9, que se asocia con la inflamación, y metabolitos de óxido nítrico (NOM), que son un indicador de estrés oxidativo.

Después de la cirugía de bypass gástrico a la que se sometieron pacientes diabéticos con obesidad mórbida, los niveles de estas sustancias cayeron.

"El nuestro es el primer estudio que proporciona una relación mecanicista entre la obesidad y el asma", dijo el investigador Paresh Dandona, en el sitio de la universidad.

Un artículo sobre esta investigación, que contó con 60 pariticipantes (ninguno de ellos con asma),  se publicó en la revista Obesity.

  • Comparta este artículo
Vivir

La obesidad y el asma tienen un vínculo genético, dice estudio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota