Vivir

Un desayuno más calórico mejoraría fertilidad en mujeres con ovarios poliquísticos

Actualizado el 22 de agosto de 2013 a las 08:39 am

Estudio de la Universidad de Tel Aviv

Vivir

Un desayuno más calórico mejoraría fertilidad en mujeres con ovarios poliquísticos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

ampliar

Distribuir las necesidades calóricas diarias en varios tiempos de comida es un hábito saludable para todos que ayuda a mantener un metabolismo activo y un peso adecuado. Sin embargo, en las mujeres son el Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) podría logar también mejorar su fertilidad.

Es la conclusión de un estudio de la Universidad de Tel Aviv que explica que respetar los tiempos de comida ayudaría a controlar los niveles de glucosa e insulina en las mujeres de peso normal que sufren de SOP.

“El SOP es un trastorno común que afecta la fertilidad por el impacto que tiene en la menstruación, la ovulación, las hormonas y demás; y está estrechamente relacionada con los niveles de insulina”, explican en el sitio de la universidad.

Estas mujeres suelen producir un exceso de insulina que, en los ovarios, estimula la producción de testosterona, lo cual perjudica su fertilidad.

El estudio específicamente determinó que las mujeres que comían más calorías en el desayuno que en los demás tiempos de comida, y que incluían en él alto contenido de proteínas y carbohidratos, vieron una reducción en la resistencia a la insulina.

Comer desayunos grandes y cenas más pequeñas también disminuye la glucosa y los niveles de triglicéridos, aseguraron.

Metodología. El estudio se realizó con 60 mujeres con el SOP y un índice de masa corporal (IMC) ---que es un indicador para identificar el sobrepeso y la obesidad en los adultos—normal.

Ellas fueron asignadas aleatoriamente en uno de dos grupos que consumían dietas de 1800 calorías con alimentos idénticos distribuidos de forma distinta.

El primer grupo comió un desayuno de 983 calorías y una cena de 190 calorías.  El segundo grupo tenía un desayuno de 190 calorías y una cena de 983 calorías. Ambos tenían un almuerzo de 645 calorías.

Después de 90 días, los investigadores evaluaron a las participantes de cada grupo en cuanto su insulina, glucosa y niveles de testosterona, así como ovulación y menstruación.

“Como era de esperar, ninguno de los grupos experimentó un cambio en el IMC, pero otras medidas difirieron dramáticamente”, afirman los investigadores.

Específicamente, las que comieron el desayuno de más calorías experimentaron una disminución de 56% en la resistencia a la insulina y una disminución del 50% en la testosterona.

PUBLICIDAD

Esta reducción, a su vez, condujo a un aumento de 50% en la tasa de ovulación, indicada por un aumento de la progesterona.

Más allá de las cuestiones de fertilidad, este método podría reducir otros síntomas asociados con el SOP, incluyendo el vello no deseado del cuerpo, el pelo graso, la pérdida de cabello y el acné. Por otra parte, podría proteger contra el desarrollo de diabetes tipo 2, aseguraron.

 

  • Comparta este artículo
Vivir

Un desayuno más calórico mejoraría fertilidad en mujeres con ovarios poliquísticos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota