Vivir

Agresión doméstica

Víctimas de violencia sufren estrés postraumático

Actualizado el 25 de abril de 2012 a las 12:00 am

Vivir

Víctimas de violencia sufren estrés postraumático

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         El apoyo profesional facilita una recuperación más rápida. | ARCHIVO.
ampliar
El apoyo profesional facilita una recuperación más rápida. | ARCHIVO.

El estrés postraumático no solo se sufre luego de un desastre natural, accidente de tránsito o una guerra.

Situaciones cotidianas de violencia, como las agresiones domésticas, que se acumulan poco a poco en la persona, pueden desencadenar este mismo trastorno.

Según el psiquiatra argentino Daniel Mosca, quien ayer brindó una charla sobre el tema, el estrés postraumático se caracteriza por síntomas de ansiedad (insomnio, irritabilidad, sensación de peligro) y aislamiento (miedo, fobia social).

Además, las personas recuerdan, una y otra vez, lo sucedido.

“Hasta un 67% de las mujeres en condición de violencia doméstica sufre este trastorno. Lo malo con la violencia de género es que provoca vulnerabilidad, y a la mujer le da miedo decir lo que le pasa. En otras ocasiones, la misma familia encubre estos hechos”, dijo el experto.

Un estudio hecho por Mosca señaló que el 37% de las personas con estrés postraumático no tienen la capacidad para realizar normalmente sus funciones en el trabajo, la casa o la crianza de los hijos.

“Buscar ayuda es vital. Si una persona recibe apoyo profesional pronto, se recuperará más rápido y de mejor forma”, agregó Mosca.

  • Comparta este artículo
Vivir

Víctimas de violencia sufren estrés postraumático

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios
Regresar a la nota