Vivir

Mejoras a todo pulmón

Sacar el rato para respirar bien es sinónimo de bienestar

Actualizado el 22 de noviembre de 2013 a las 12:00 am

Tomar conciencia de ese acto involuntario es gran aliado para la salud

Los humanos respiramos, en promedio, unas 17 veces por minuto

Vivir

Sacar el rato para respirar bien es sinónimo de bienestar

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Técnicas milenarias, como el yoga y la meditación, intentan aprovechar al máximo la capacidad pulmonar para obtener múltiples beneficios. | HTTP://WWW.SXC.HU/ PARA LN

La vida es ese lapso que ocurre entre la primera inhalación, tan pronto como llegamos al mundo, y esa exhalación que será nuestro último aliento.

La respiración es el acto natural e involuntario que nos acompañará en los logros y vicisitudes de cada día. Sin embargo, tomar conciencia de ese acto involuntario puede convertirse en un gran aliado para la salud y el bienestar.

El proceso de inhalación y exhalación constituye el nexo entre el mundo interno y el externo. Está directamente ligado a nuestras emociones: ¿Cómo respiramos al estar enojados o cuando estamos tristes? ¿Cómo respiramos cuando estamos alegres?

“Si atendemos la respiración, podremos saber perfectamente que está dominando, y si vamos un paso más, la respiración puede afectar nuestras emociones”, asegura Lorena Beltramo, instructora internacional de la Fundación Arte de Vivir de Costa Rica.

Desde la ciencia. La respiración se entiende como el abastecimiento de oxígeno al cuerpo de un ser vivo y la salida de dióxido de carbono. Los seres humanos respiramos, en promedio, 17 veces por minuto. La respiración involuntaria solo utiliza el 30% de los pulmones.

Técnicas milenarias, como el yoga y la meditación, intentan aprovechar al máximo la capacidad pulmonar para obtener múltiples beneficios. Ante estas propuestas, la ciencia –escéptica–, las ha estudiado y hoy hay gran cantidad de estudios respaldan los beneficios de la respiración consciente para el cuerpo.

Por ejemplo, el cardiólogo Herbert Benson, de la Universidad de Harvard, determinó que la respiración es un aliado de las técnicas de relajación y permite contrarrestar algunos efectos de estrés, como el cansancio, el dolor de cabeza y la falta de concentración.

Por su parte, los doctores Martha Davis, Matthew McKay y Elizabeth Robbins, autores del libro The Relaxation and Stress Reduction Wookbook ( El libro de reducción de estrés y relajación ) consideran que una respiración profunda, principalmente durante la inhalación, permite la adecuada oxigenación de los tejidos, mejora la circulación y contrarresta la ansiedad.

Allan Fernández, psicólogo clínico, respalda los beneficios de la prácticas de meditación, donde la respiración juega un papel trascendental: “la meditación logra hacer el cerebro más eficiente y está comprobado que tiene un efecto beneficioso en el sistema digestivo”.

PUBLICIDAD

Un ejemplo local de los beneficios de la respiración es la investigación de Juliette Madrigal y Keilyn Marín, en su tesis de Psicología de la Universidad de Costa Rica. Durante 2012, las autoras trabajaron sobre el tema con 28 hombres de la provincia de Limón.

Los hombres, en proceso de recuperación de la adicción al alcohol, aprendieron una técnica llamada respiración progresiva y lograron resultados positivos. “Hubo una disminución de los niveles de tres respuestas de ansiedad, por lo que se puede concluir que la combinación de las técnicas de relajación y de autocontrol son efectivas y podrían ser utilizadas como estrategias en población drogodependiente”, señala el estudio.

Los beneficios de algo tan simple como respirar son claros, pero ¿cómo aprender a respirar “conscientemente”? Por suerte, existen varias técnicas como la respiración progresiva y la práctica china del qigong que se realizan en el país. Ambas toman en cuenta la respiración diafragmática que permite aprovechar un mayor espacio en los pulmones. También existe la técnica del Sudarshan Kriya , que se enseña en la Fundación Arte de Vivir; esta consiste en una serie de ejercicios de respiración ( bhastrika y pranamayas ), enfocados en reducir el estrés.

Más allá de tener conciencia sobre la respiración, se trata de tomar conciencia, mediante la respiración, de nosotros mismos y nuestro bienestar.

  • Comparta este artículo
Vivir

Sacar el rato para respirar bien es sinónimo de bienestar

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota