Vivir

Es más eficaz que fármacos, según estudios

¿Quiere evitar un segundo infarto? Coma sanamente

Actualizado el 04 de diciembre de 2012 a las 12:00 am

Vivir

¿Quiere evitar un segundo infarto? Coma sanamente

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Si usted sufrió un infarto y no quiere sufrir otro, poner en su plato más frutas, verduras y pescado, y menos grasa, podría serle más beneficioso que tomar los medicamentos que se le indican.

Esta es la conclusión de dos estudios, publicados en las revistas American Heart Association Rapid Access Journal y Circulation .

Los especialistas señalan que, aunque el tratamiento médico debe tomarse al pie de la letra, las frutas y las verduras y pescado pueden ser claves en evitar otro infarto.

Los dos grupos de investigadores analizaron el mismo estudio, que tomó en cuenta a 31.546 personas de 40 países que habían tenido su primer infarto.

A todos se les preguntó cuál era su patrón alimentario y se les siguió durante cinco años. En ese tiempo se dieron 5.190 infartos.

Quienes se alimentaban sano tenían 35% menos de riesgo de muerte por males del corazón, 14% menos de riesgo de sufrir otro infarto, 28% menos de probabilidad de insuficiencia cardíaca y 19% menos de riesgo de derrame cerebral.

“Los pacientes a veces no creen que deban llevar una dieta sana porque sus medicamentos redujeron su colesterol y presión arterial, pero eso no es cierto”, dijo en un comunicado de prensa Mashid Dehghan, uno de los investigadores.

“Las modificaciones a la dieta tienen mayores beneficios que todos los fármacos que se recetan para prevenir un infarto”, añadió.

  • Comparta este artículo
Vivir

¿Quiere evitar un segundo infarto? Coma sanamente

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios
Regresar a la nota