Vivir

Estudio del Hospital Nacional de Niños

Costa Rica es ejemplo en reducir emergencias por asma

Actualizado el 02 de mayo de 2014 a las 12:00 am

Notoria rebaja tras implementación de tratamientos a base de corticosteroides

Investigaciones de esta índole son poco habituales en Latinoamérica

Vivir

Costa Rica es ejemplo en reducir emergencias por asma

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Aparte de las hospitalizaciones de niños, las de los adultos –personas mayores de 40 años– también disminuyeron. | CORTESÍA DE SXC.HU

Desde 1989, cuando se empezó a medir la prevalencia del asma en el país, Costa Rica ha destacado como una de las naciones con más casos a escala mundial. En 2006, la padecían el 32% de los estudiantes entre 6 y 7 años.

Ahora, un estudio del Hospital Nacional de Niños (HNN) reveló una disminución en el número de hospitalizaciones y de muertes a causa de este padecimiento, tras cambios en el sistema de salud.

El asma es una enfermedad pulmonar que estrecha las vías respiratorias y es desencadenada por factores como el polvo, el tabaco y ciertos químicos.

La primera medida que, se presume, ayudó a mermar las emergencias por asma, se implementó en 1988 con la inclusión de corticosteroides en el tratamiento de esta dolencia, aunque solo recetados por especialistas en alergología y neumología.

Los corticosteroides, una clase de hormonas, reducen la inflamación en vías respiratorias, facilitando la respiración.

La segunda medida fue la puesta en marcha del Plan Institucional para el Manejo del Asma. A partir de 2003 se entrenó y autorizó a médicos para que recetaran corticosteroides (sobre todo beclometasona) para tratar los síntomas comunes, así como medicamentos como albuterol para las crisis.

Cifras. Dos bases de datos que mantiene la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) dieron cuenta de las hospitalizaciones de 1997 a 2011 y las muertes de 2000 a 2011.

En el periodo estudiado, las primeras se redujeron casi a la mitad, pasando de 5.207 en 1997 a 2.459 en 2011. La baja más notoria en tasas de hospitalización se dio en niños menores de 10 años.

“El mayor número de hospitalizaciones por asma se da en los primeros 10 años de vida, los niños son los que más se afectan”, explicó Manuel Soto Martínez, neumólogo pediatra del HNN y autor principal de la investigación.

En adultos, también se evidenció la tendencia a la baja en los internamientos, de manera más evidente después del 2004, mismo año en que se inició el Programa Nacional de Asma.

“Hay una caída en hospitalizaciones por asma porque se da un mejor control de factores de riesgo y tratamiento”, agregó Soto.

En el caso de las muertes por asma en el país, la reducción fue de un 80%, pasando de 25 en el 2000, a solo cinco en el año 2011.

La disminución más notable se dio en adultos mayores de 40 años, entre los años 2004 y 2011.

Soto resaltó que “el mayor impacto que se tuvo fue en adultos (...) Eso va muy relacionado con la educación, con no fumar, no cocinar con leña y la utilización del tratamiento diario”.

Aún así, dijo que lo que se ve es una asociación entre los cambios institucionales y la reducción de internamientos y decesos, ya que es difícil probar que las medidas hayan sido la causa directa.

Los investigadores, además, encontraron que la bronquitis, la bronquiolitis y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica también arrojaban cifras alentadoras en hospitalizaciones y muertes.

Programa modelo. El estudio afirma que a en escala latinoamericana es difícil encontrar esta clase de información sobre la enfermedad, lo que añade valor al trabajo efectuado por el Hospital de Niños.

“Ningún otro país del mundo ha logrado demostrar tanta disminución relativa (en porcentaje) de hospitalizaciones por asma”, aseguró Soto.

Los autores fueron invitados a presentar la investigación en la reunión de Iniciativa Global para el Asma (GINA). Allí resaltarán el impacto económico del cambio.

Según el especialista, al no tener que internar a este grupo de pacientes, “la Caja se ahorraba casi $15 millones, porque las unidades de cuidados intensivos son muy costosas”.

A pesar de la mejora en el tratamiento y control del asma, llama la atención que su prevalencia sí ha aumentado.

Por eso, en este momento el grupo investigador está desarrollando el sexto estudio epidemiológico de asma en niños en la Gran Área Metropolitana.

Además de la prevalencia de la enfermedad, los médicos están preguntando sobre factores de riesgo en el hogar (polución ambiental, infecciones respiratorias en los primeros tres años de vida, animales caseros y otros).

Los investigadores se encuentran analizando los datos de más de 4.000 estudiantes y pronto esperan tener resultados.

Con las conclusiones, los autores sabrán si los factores de riesgo han variado desde 2002 y si eso influye en la prevalencia de la enfermedad, de manera que tendrán una mejor idea de qué hacer para tratar este padecimiento.

  • Comparta este artículo
Vivir

Costa Rica es ejemplo en reducir emergencias por asma

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota