Vivir

Entre personas de la Tercera Edad

Obsesión por el aspecto físico genera angustia

Actualizado el 21 de abril de 2013 a las 12:00 am

Algunos expertos recomiendan centrarse en valores más perdurables

Vivir

Obsesión por el aspecto físico genera angustia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Los psicólogos recomiendan, a las personas  que entran en la tercera edad, aceptar la vejez como un proceso natural. | FOTO CON FINES ILUSTRATIVOS.
ampliar
Los psicólogos recomiendan, a las personas que entran en la tercera edad, aceptar la vejez como un proceso natural. | FOTO CON FINES ILUSTRATIVOS.

Venezuela Uno de los cambios que causa más ansiedad en los adultos es el momento en el que comienzan a integrar el grupo denominado “tercera edad”.

Convertirse en un adulto mayor trae consigo muchas pérdidas de índole personal, laboral, social y físico, que, si no son toleradas con sabiduría, pueden ocasionar una búsqueda insaciable de la juventud perdida.

La psicóloga Katharina Trebbau considera normal que las personas de todas las edades dediquen cierta cantidad de tiempo y recursos económicos al cuidado del aspecto personal, pero, cuando esta preocupación es excesiva, se puede llegar a deteriorar la calidad de vida. Esto se debe a que la negación del detrimento natural del aspecto físico y de la propia existencia puede crear profundos sentimientos de insatisfacción.

La obsesión por la juventud, según Trebbau, es una idea o impulso persistente e intrusivo que se sale del control de la persona y que puede llegar a afectar otros planos de la vida, como el trabajo y las relaciones afectivas.

La psicóloga advierte que, muchas veces, esas personas no son conscientes de lo que les ocurre, por lo que sus familiares deben abordarlas para ofrecer apoyo y guiarlas a buscar ayuda profesional. Por su parte, la psicóloga Carmen Alicia Tse Kwan considera que, más allá de la necesidad personal de mantener una apariencia joven, es importante que las personas se aferren a valores más perdurables, de modo que lo físico no sea lo único que ocupe la mente .

La experta destacó que esta etapa de la vida ofrece oportunidades que no aportan otras edades. Por ejemplo, es un momento en la vida en la que las exigencias sociales no tienen la misma carga emocional de las de la temprana adultez.

  • Comparta este artículo
Vivir

Obsesión por el aspecto físico genera angustia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota