Vivir

Dos estudios lo demuestran

Obesidad es tan nociva en salud pública como fumar

Actualizado el 06 de enero de 2010 a las 12:00 am

 Padecimiento daña tanto la salud de una sociedad como el tabaquismo

 Personas gordas se enferman más y mueren más rápido que las delgadas

Vivir

Obesidad es tan nociva en salud pública como fumar

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                             Medir la cintura es una de las formas de determinar la obesidad. Las consecuencias de la obesidad, como diabetes, hipertensión y mayor riesgo de infarto, son tan perjudiciales como los tóxicos del cigarrillo.          | JORGE CASTILLO
ampliar
Medir la cintura es una de las formas de determinar la obesidad. Las consecuencias de la obesidad, como diabetes, hipertensión y mayor riesgo de infarto, son tan perjudiciales como los tóxicos del cigarrillo. | JORGE CASTILLO

La obesidad es tan perjudicial para la salud pública que se equipara con el daño causado por fumar.

Las enfermedades crónicas derivadas de la obesidad mal cuidada como hipertensión, colesterol alto, diabetes y predisposición a males cardiovasculares son ahora una de las causas más comunes de muerte en Estados Unidos y ya se iguala al tabaquismo, que más bien decreció en los últimos años.

Estas son las conclusiones de dos estudios médicos hechos en Estados Unidos que compararon la letalidad del tabaco y de la obesidad.

La obesidad se da cuando una persona tiene un índice de masa corporal superior a 30. Este indicador se obtiene al dividir el peso de la persona en kilogramos entre el cuadro de su estatura en metros.

La primera investigación, hecha por científicos de la Universidad de Columbia y publicada en la revista American Journal of Preventive Medicine , mostró que la cantidad de años de calidad de vida (QALYs, por sus siglas en inglés) que pierde un fumador es similar a la que pierde una persona obesa.

Para llegar a esta conclusión, los científicos analizaron entrevistas a más de 3.500.000 individuos entre 1993 y el 2008. Las entrevistas incluyeron preguntas sobre calidad de vida, problemas de salud y un estudio sobre salud mental y física.

Los investigadores indican que durante ese tiempo los fumadores mermaron en un 18,5% en Estados Unidos, pero la pérdida de QALYs se mantuvo en un nivel de 0,0438.

En ese lapso, la obesidad aumentó en 85%, lo que significa una pérdida de QALYs de un 0,0464.

Mayor riesgo de muerte. El otro estudio indicó que los hombres obesos tienen mayor riesgo de morir que los hombres delgados que fuman solo ocasionalmente.

La investigación, publicada en la revista Circulation , señaló que los hombres con sobrepeso corren más riesgo de sufrir problemas cardíacos y accidentes cerebrovasculares, y esto los llevaría a morir antes que los delgados.

El estudio tomó en cuenta 1.738 hombres de diferente peso.

Los hombres obesos presentaron 2,5 veces más riesgo de enfermedad cardíaca, derrames cerebrales y enfermedades vinculadas que los varones con peso normal, aunque estos últimos fumaran de manera ocasional. Las posibilidades de muerte en los obesos también fueron 2,5 veces mayores que en las personas con peso normal.

  • Comparta este artículo
Vivir

Obesidad es tan nociva en salud pública como fumar

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota