Vivir

Tradición en el ‘Castillo de los Sueños’ cumplió anoche 12 años

Museo de los Niños dio su ‘regalo de fe’ para iniciar época navideña

Actualizado el 06 de diciembre de 2012 a las 12:00 am

4.000 bombillos iluminan fachada de la antigua penitenciaría

Espectáculo tuvo ‘show’ de luces y 7.200 detonaciones de juegos de pólvora

Vivir

Museo de los Niños dio su ‘regalo de fe’ para iniciar época navideña

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Su objetivo era el mismo que reza su lema de este año: dar un regalo de fe. Y se cumplió.

Unos 10.000 ticos disfrutaron de la iluminación del Museo de los Niños en el centro de San José.

El tiempo los trató bien: la temperatura fue benevolente y no bajó mucho, y el viento ayudó al ambiente festivo. La lluvia, que intentó asomarse al inicio del evento en forma de una leve llovizna, se retiró pocos minutos después.

Así se disfrutó de música, teatro, proyecciones de luces, un juego de pólvora con más de 7.200 detonaciones desde siete puntos del Museo, y, por supuesto, la fachada iluminada por 4.000 bombillos.

Regalar fe. El mensaje fue no dejarse vencer por dificultades al luchar por los sueños. Con esa idea acompañaron a gente de todas las edades por más de 90 minutos.

El mensaje se comenzó a gestar a las 6:01 p. m., cuando el cantante cristiano Hans Wust interpretó cuatro canciones que hablaron de la fe y el amor.

“Qué dicha que vinimos temprano, así no nos perdemos de nada, me gusta como canta”, le comentó una joven a una amiga poco después de iniciado el acto.

La música acompañó toda esta fiesta de luz, fue uno de los personajes principales, y por primera vez esta fue completamente original y diseñada para la ocasión.

Tras 20 minutos de canto, la producción se tomó un cuarto de hora para preparar la obra teatral. La inquietud se hacía evidente entre algunos pequeños.

“¿Falta mucho para que enciendan el castillo?”, preguntó Josué López, de seis años, quien aguardaba impaciente.

La espera valió la pena. Una obra teatral de 40 minutos de duración mostró a los presentes la importancia de tener fe en los sueños.

Proyecciones de luz que semejaban dibujos animados hicieron “hablar” al castillo, o a un tren de juguete entrar y salir de las ventanas del Museo. Marionetas gigantes y bailes acompañaron la obra.

El momento de la iluminación se acercaba, y Museíto y Museíta (personajes del Museo) “volaron” en un barco lleno de luces para alumbrar el castillo, a las 7:09 p. m.

Tres minutos después, juegos de pólvora de todo tipo salieron desde siete diversos puntos del edificio.

PUBLICIDAD

Este fue el momento más impactante para los participantes.

“Me gustó más que otros años, sobre todo la música y el juego de pólvora”, dijo Daniela Calderón, de 12 años, quien llegó con su familia y sus vecinos desde Coronado.

El espectáculo ilusionó a personas de todas las edades.

“Es la primera vez que vengo. Vine con mi nieta de cinco años. No me imaginé que pudiera ser tan bonito”, manifestó Argentina Brenes, vecina de Guadalupe.

  • Comparta este artículo
Vivir

Museo de los Niños dio su ‘regalo de fe’ para iniciar época navideña

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios
Regresar a la nota