Vivir

Janette Sadik-Khan transformó Nueva York con ciclorrutas

Mujer demuestra que las bicicletas pueden cambiar una ciudad

Actualizado el 01 de marzo de 2015 a las 11:37 am

Excomisionada de transporte asegura que cambió el paradigma de cómo se interactuaba con las comunidades y las ciclovías

Vivir

Mujer demuestra que las bicicletas pueden cambiar una ciudad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El deportista colombiano, Javier Zapata, realiza una demostración en el Foro Mundial de la Bicicleta en Medellín, Colombia. (EFE)

Medellín

Desde que transformó Nueva York con ciclorrutas y bicicletas compartidas, la excomisionada de transporte de esa ciudad, Janette Sadik-Khan, predica casi religiosamente a favor del uso de este vehículo.

Conferencista del cuarto Foro Mundial de la Bicicleta (FMB), que finaliza este domingo en Medellín, segunda ciudad de Colombia, Sadik-Khan lideró contra viento y marea entre 2007 y 2013 el viraje de la Gran Manzana hacia los peatones y los ciclistas.

"Cambiar la cultura es lo más difícil. La gente estaba acostumbrada a cómo funcionaban las cosas. Cambiar enreda a la gente. Es duro", dijo, consciente de las críticas que le llovieron cuando instaló más de 560 kilómetros de ciclorrutas en Nueva York, además de volver peatonales decenas de zonas céntricas, incluida la emblemática Times Square.

A esa revolución urbana sumó un sistema de bicicletas compartidas y otro de buses de carril exclusivo, similar al Transmilenio de Bogotá.

Sus opositores la llamaban 'autoritaria' y propensa a las influencias del lobby de ciclistas.

Pero, sin dejarse amedrentar, Sadik-Khan implementó una estrategia de ensayo y error para convencer a los neoyorquinos de pasar de una ciudad para parquear a una urbe para estar.

"Mostrarle a la gente lo que este cambio podía ser fue importante y empezamos con un proyecto piloto", explicó.

La imagen representa el logo del cuarto Foro Mundial de la Bicicleta en Medellín, Colombia.
ampliar
La imagen representa el logo del cuarto Foro Mundial de la Bicicleta en Medellín, Colombia.

La implementación de los bicicarriles se inició hasta con muebles y plantas que separaban temporalmente la vía para bicicletas de la de carros.

"No hacer esto en asfalto y hormigón sino con pintura y plástico, jardineras, tablas y sillas, realmente disparó la imaginación de los neoyorquinos, que lo vieron de manera diferente", relató emocionada Sadik-Khan, quien ahora trabaja como consultora urbana en Bloomberg Associates, de la mano de su antiguo jefe, el exalcalde Michael Bloomberg (2002-2013).

Como parte de esta estrategia, en 2009 la ciudad cerró parcialmente el acceso para los automóviles a Times Square, en la avenida Broadway, entre las calles 42 y 47. La propuesta gustó tanto que en 2013, la administración de la ciudad inauguró oficialmente la reconstrucción de la plaza más famosa de la ciudad, adaptada para los peatones.

La alcaldía de Nueva York estimuló la participación de los residentes, siempre dejando en claro que si la prueba no funcionaba las medidas se revertirían.

"Teníamos a la comunidad pidiendo estos cambios. Cambiamos el paradigma de cómo interactuábamos con las comunidades y ahora la demanda por las ciclorrutas, por las bicicletas compartidas está fuera de los cálculos", dijo Sadik-Khan, quien tiene estudios en derecho y ciencia política.

La implementación en mayo de 2013 de Citi Bike, un sistema de bicicletas compartidas con fondos del sector privado, superó las expectativas oficiales: en noviembre de ese mismo año se habían completado más de cinco millones de viajes; unos 44.000 recorridos diarios en los días de mayor popularidad de este sistema.

Una mujer entrega una bicicleta en el marco del Foro Mundial de la Bicicleta, una iniciativa ciudadana de carácter mundial que promueve el uso de este medio de transporte, en Medellín, Colombia.
ampliar
Una mujer entrega una bicicleta en el marco del Foro Mundial de la Bicicleta, una iniciativa ciudadana de carácter mundial que promueve el uso de este medio de transporte, en Medellín, Colombia. (EFE)

¿Otros secretos del éxito del plan?  "Tener la policía lista para multar a los conductores que están haciendo las cosas mal. Y después, educación", contó.

Pero además, están los beneficios económicos, un fuerte argumento de Sadik-Khan.

"Los peatones gastan más per capita de lo que gastan los conductores", destacó, siempre con una sonrisa.

"Cuando pusimos las ciclorrutas protegidas, las tiendas se preocuparon pero una vez en marcha, vimos un aumento del 50% de las ventas en cada avenida donde pasaban, lo que demuestra que mejorar las calles también es mejorar los negocios", señaló.

Con más de 130 expositores, el FMB de Medellín es el primero que tiene lugar fuera de Brasil, donde nació en 2011, y sus organizadores estimaron una asistencia de 4.000 personas.

  • Comparta este artículo
Vivir

Mujer demuestra que las bicicletas pueden cambiar una ciudad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota