Vivir

Casa de estudios rindió homenaje ayer a 30 mejores notas

Moraviana ganó primer promedio del TEC con un examen perfecto

Actualizado el 23 de noviembre de 2012 a las 12:00 am

Mariana Eugenia Chaves, del Colegio Las Américas, logró 794,72 puntos

Nabil Vindas fue segundo, con 787; Donald Brown el tercero, con 782

Vivir

Moraviana ganó primer promedio del TEC con un examen perfecto

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Anuncian mejores promedios del TEC

Su mérito no solo fue superar a otros 13.786 jóvenes que hicieron la prueba de actitud académica para ser admitidos en el Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC). Ella fue más allá y realizó un examen perfecto.

Mariana Eugenia Chaves Espinoza, vecina de San Jerónimo de Moravia, no tuvo una sola falla en la prueba. Su calificación fue de 794,72 puntos de 800 posibles pues su nota de presentación del colegio era menor a 100 puntos.

“No me lo esperaba. Cuando vi la nota vi que era muy alta, pero no me imaginaba ser el primer lugar. Cuando me dijeron que lo era, no lo creí, tampoco creí que había hecho un examen sin fallas”, expresó la estudiante del Colegio Las Américas, en Moravia.

Sus padres, Norman Chaves y Eugenia Espinoza, cuentan que desde pequeña le gustaban las materias y se le inculcaron los valores del estudio y la dedicación. Mariana comenta que también lo veía como una competencia.

“Tuve una competencia silenciosa con mi mejor amigo; él era el primer promedio de la escuela y siempre intenté pasarle. En toda la escuela no pude, pero al llegar a colegio, sí”, dijo la joven.

Talento por dos. Nabil José Vindas Yassine, quien obtuvo el segundo mejor promedio, con 786,55, no es el único con esa capacidad en su familia. Su hermano gemelo Yamil también estuvo dentro de las 30 mejores notas de admisión.

“Me gusta la Física; de hecho, voy a congelar la nota porque el año entrante voy a sacar bachillerato francés y a participar de las Olimpiadas de Física en Francia. Después voy a estudiar Mecatrónica”, dijo Nabil, quien estudia en el Liceo Franco Costarricense.

Sus padres, Manrique Vindas y Sophia Yassine, narraron que sus hijos trabajan en un proyecto de física que usa sensores para mejorar la calidad de vida de las personas.

Además, en esta familia los logros académicos no son ajenos; el hermano mayor fue segundo promedio de admisión de la Universidad de Costa Rica (UCR) y campeón de Olimpiadas de Matemáticas.

Con sabor guanacasteco. El tercer mejor promedio se lo llevó Donald Josué Brown de la O, estudiante de la Academia Teocali, en Liberia, Guanacaste, con 781,59 puntos.

PUBLICIDAD

Hijo de un limonense y una guanacasteca, este joven estudió en San José hasta hace tres años, cuando su familia se mudó a Liberia. Sin embargo, su amor por los números lo mantuvo viajando todos los fines de semana a San José para participar del proceso de Olimpiadas de Matemáticas.

“Me encantan las matemáticas, pero estoy más inclinado a estudiar Ingeniería en Construcción, Ingeniería Civil o Ingeniería en Materiales. Tengo unos meses para pensar todavía”, comentó el joven.

Sus padres, Donald Brown y Rosario de la O contaron que con la ayuda de juegos y de una forma divertida, inculcaron en su hijo el amor por el estudio.

“Cuando entró a la escuela ya sabía leer, escribir, sumar y restar, lo veía como un juego y eso le gustó. Ahora es muy disciplinado”, comentó de la O.

Esta no es la única universidad que da a conocer los resultados de admisión. A partir de hoy lo hará la Universidad Nacional (UNA) a través del sitio www.una.ac.cr , y la UCR en www.ucr.ac.cr . Esta última también dará a conocer hoy sus primeros promedios de admisión.

  • Comparta este artículo
Vivir

Moraviana ganó primer promedio del TEC con un examen perfecto

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios
Regresar a la nota