Vivir

Procedimiento en el Hospital México

Médicos sacan riñón para trasplante con laparoscopia

Actualizado el 13 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Técnica permite hacer una herida al donante tres veces más pequeña

Cirugía facilita una recuperación más rápida del donador y mejor cicatrización

Vivir

Médicos sacan riñón para trasplante con laparoscopia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Médicos sacan riñón para trasplante con laparoscopia - 1
ampliar
Médicos sacan riñón para trasplante con laparoscopia - 1

María Teresa Castro, de 32 años, tenía cerca de una década de luchar contra una enfermedad llamada mal de Berger.

Esta condición se caracteriza por la inflamación de estructuras internas del riñón y depósitos anormales de anticuerpos, lo cual causa sangrados.

La solución era un trasplante de riñón, y la donante fue su hermana Yenny, de 35 años.

Sin embargo, esta vez la técnica fue diferente. Por primera vez, especialistas de Urología y Nefrología del Hospital México utilizaron una laparoscopia, lo que permitió hacer una herida de solo ocho centímetros, tres veces más pequeña que la convencional (entre 20 y 30 centímetros).

“Conlleva una gran responsabilidad porque, a diferencia de cuando se tiene un tumor y el riñón se desecha, en este caso el riñón debe salir en condiciones óptimas para que el paciente lo reciba, pero es una técnica más precisa”, comentó el urólogo Avelino Hernández.

Esta técnica no solo trae beneficios estéticos, sino que también favorece el proceso de recuperación pues es más rápido. “Me he sentido muy bien. No he tenido dolores ni problemas con heridas; todo está sanando muy rápido”, expresó Yenny Castro, quien donó el riñón.

La técnica. La cirugía convencional debe tener una incisión mayor para que el cirujano vea la disposición de los vasos, los separe y extraiga el riñón con seguridad.

Con la técnica de laparoscopia, se hacen dos orificios de uno o dos centímetros y allí se introducen los implementos: cámara, pinzas y herramientas, con las que se “libera” y extrae el riñón.

Posteriormente, para extraer el órgano se hace una incisión de ocho centímetros para que el riñón pueda sacarse sin problemas y que llegue al receptor en condiciones óptimas.

“Yo a mi hermana la veo muy bien. Recuperarse de una cirugía siempre es difícil, pero conforme pase el tiempo se va a ir sintiendo mejor”, dijo Castro, quien es vecina de Grecia.

Hernández explicó que este procedimiento se hizo el 16 de enero pasado, y que la idea es realizar cada vez más trasplantes de este tipo para disminuir el número de los efectuados en forma convencional.

  • Comparta este artículo
Vivir

Médicos sacan riñón para trasplante con laparoscopia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios
Regresar a la nota