Vivir

Técnica avanza en Estados Unidos y Canadá

Marcapasos en cerebro da una esperanza ante el alzhéimer

Actualizado el 11 de diciembre de 2012 a las 12:00 am

Logra mantener la actividad neuronal después de más de un año de utilización

Científicos creen que es hora de buscar alternativas a drogas para tratar este mal

Vivir

Marcapasos en cerebro da una esperanza ante el alzhéimer

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         La población que padece del mal de Alzheimer se triplicaría entre el 2012 y el 2050. | ARCHIVO
ampliar
La población que padece del mal de Alzheimer se triplicaría entre el 2012 y el 2050. | ARCHIVO

Un dispositivo similar a un marcapasos logró mantener la actividad de las neuronas en el cerebro de personas con el mal de Alzheimer, por lo cual ha comenzado una investigación para que se le pueda considerar una nueva terapia.

El alzhéimer es un mal neurodegenerativo, caracterizado por la pérdida gradual de la memoria.

Este trastorno se da debido a la pérdida de neuronas. Estas células pierden capacidad para producir sustancias químicas que les permiten funcionar.

Investigadores de la Universidad Johns Hopkins, en Estados Unidos, implantaron este dispositivo en la cabeza de un paciente en noviembre anterior. Es el primero de una lista de 40 que comenzarán a ser tratados de esta manera.

Según se explicó en un comunicado de prensa, el dispositivo ya había sido probado en personas con el mal de Parkinson, en quienes tuvo consecuencias positivas pues disminuyó los temblores propios de esta enfermedad.

“Fracasos recientes en tratamientos contra el alzhéimer que utilizaban drogas han agudizado la necesidad de estrategias alternativas”, dijo Paul B. Rosenberg, profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad.

“Este es un acercamiento muy diferente por el cual estamos tratando de mejorar el funcionamiento del cerebro en forma mecánica. Es un camino completamente nuevo para el potencial tratamiento para una enfermedad que cada vez se vuelve más común debido al envejecimiento de la población”, añadió el especialista.

El método. Según se explicó, la cirugía implica la perforación de orificios en el cráneo del paciente para implantar cables que llegan hasta el fórnix. El fórnix es un conjunto de nervios que lleva las señales desde el hipocampo al hipotálamo. El hipocampo es la parte del cerebro donde se inicia el aprendizaje y se forman los recuerdos, así como donde los síntomas más tempranos de alzhéimer parecen surgir.

Los cables están conectados a un dispositivo similar a un marcapasos, un estimulador que genera pequeños impulsos eléctricos en el cerebro 130 veces por segundo. Los pacientes no sienten la corriente, dice Rosenberg.

Los expertos harán un experimento durante los próximos años. Han seleccionado a un grupo de voluntarios para el tratamiento y a un grupo se le encenderá el dispositivo dos semanas después de la cirugía y al resto se le encenderá después de un año. Ni los pacientes ni los médicos saben en este momento quién está en cada grupo.

PUBLICIDAD

El experimento es financiado por varios organismos federales del Gobierno estadounidense y en él participarán varias clínicas y universidades.

Solo se admitirán voluntarios que sepan que tienen alzhéimer, pero que estén en una etapa que les permita tomar una decisión por sí mismos.

Como parte de los estudios de seguridad preliminares, en el 2010 los dispositivos fueron implantados a seis pacientes con la enfermedad en Canadá. Los investigadores encontraron que los enfermos con síntomas leves aumentaron el metabolismo de la glucosa, un indicador de actividad neuronal, después de 13 meses.

  • Comparta este artículo
Vivir

Marcapasos en cerebro da una esperanza ante el alzhéimer

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota