Vivir

Iniciativa del Ministerio de Cultura

Jóvenes con discapacidad 'se arman' para librar la batalla del mercado laboral

Actualizado el 01 de agosto de 2017 a las 10:30 pm

15 alumnos con limitación auditiva se graduaron de técnicos en cocina hotelera la semana pasada

Más de 1.000 personas con restricciones físicas, cognitivas y sensoriales han aprovechado cursos gratuitos desde el 2015

Vivir

Jóvenes con discapacidad 'se arman' para librar la batalla del mercado laboral

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Los favorecidos con el técnico en cocina hotelera fueron 15 jóvenes entre los 12 y los 35 años. (Ministerio de Cultura para LN)

Andrés Miranda tiene claro cómo ansía expresarle al mundo sus talentos. Es estudiante de diseño y se acaba de capacitar en artes culinarias; quiere ser un "chef creativo".

El muchacho es uno de los 15 alumnos con discapacidad auditiva, de entre 12 y 35 años, que se graduaron la semana anterior de un programa técnico en cocina hotelera.

La formación fue impartida por el Consejo de la Persona Joven del Ministerio de Cultura y Juventud, mediante su Programa Institucional de Juventud con Discapacidad, división cuyo fin es dotar a esa parte de la población con herramientas que les permita insertarse al mercado laboral.

LEA: La historia de las personas con discapacidad que trabajan en Taco Bell.

Mediante un intercambio de mensajes por Whatsapp, Miranda, quien tiene 28 años y es vecino de Heredia, contó a La Nación cuán provechoso fue el taller en el que participó.

Dadas sus circunstancias, la escritura es una de sus formas de comunicación favoritas. Esa y cualquier otra que le facilite la vida.

"El curso fue un éxito, ya que el grupo de personas jóvenes con problemas auditivos contamos con apoyo en un 100%. Teníamos intérprete (para las clases), cosa que no existe en muchos centros de estudio porque no cuentan con las adecuaciones que necesitamos", explicó.

Andrés Miranda quiere combinar sus conocimientos en gastronomía con la carrera de Diseño Publicitario que estudia actualmente. (Andrés Miranda para LN)

Según el Informe del Estado de La Nación del 2014, el 65% de las personas con discapacidad en Costa Rica no trabajan debido a que son discriminados por los patronos. Asimismo, junto con otros grupos etarios como los migrantes y los trabajadores agrícolas, son quienes sufren mayor incumplimiento de sus garantías laborales.

Esfuerzo interinstitucional

La capacitación contó con el apoyo de la Universidad Fundepos, ubicada en la Uruca. Ahí recibieron los estudiantes 770 horas de lecciones durante cinco cuatrimestres.

Los contenidos del programa fueron elaborados por el Centro de Estudios y Capacitación Cooperativa (Cenecoop), con el aval del centro universitario.

Entre los temas de estudio, destacaron conceptos como turismo, hoteles, manipulación de alimentos, servicio al cliente, idioma inglés, informática, cocina hotelera e internacional, normas turísticas, repostería, etiqueta y protocolo.

Los beneficiarios del técnico, que inició lecciones en el 2016, celebraron su graduación el pasado 27 de julio en las instalaciones de la Universidad Fundepos.

Aunque desde el 2015 el Consejo de la Persona Joven desarrolla iniciativas de capacitación, esta es la primera a nivel de técnico, comentó Marisol Brenes, coordinadora de la unidad administrativa financiera de esa instancia del Ministerio de Cultura.

Miranda aprovecha los ratos en familia para elaborar sus creaciones gastronómicas. (Andrés Miranda para LN)

Amplio espectro

Según dijo Brenes, estas iniciativas de educación se financian por medio de la Ley 8718 de la Junta de Protección Social (JPS), la cual asigna recursos al Programa Institucional de Juventud con Discapacidad.

Gracias a este aporte, más de 1.000 jóvenes con discapacidades físicas, cognitivas y sensoriales han podido reforzar sus habilidades y conocimientos mediante distintas capacitaciones entre  el 2015 y 2017. Entre ellos, destacan personas sordomudas, con limitaciones auditivas, visuales, con algún tipo de retardo mental o con déficit atencional. 

Además del recién concluido técnico en cocina hotelera, se han impartido talleres de arte, asistente de oficina, auxiliar de bibliotecas, asistente de preescolar, habilidades blandas, entre otros.

Instituciones como la Universidad de Costa Rica (UCR), el Instituto tecnológico de Costa Rica (ITCR), la Universidad Nacional (UNA) y la Fundación Parque La Libertad han apoyado estos esfuerzos.

"Los contenidos son muy variados. Por ejemplo, el que es en coordinación con el TEC (ITCR) es sobre formación en destrezas tecnológicas para personas con discapacidad, y ha habido otros específicamente para mujeres", afirmó Brenes.

LEA: ¿Cómo y dónde vacacionar con personas con necesidades especiales?

Los talleres se llevan a todo el país. Por ejemplo, se han realizado en las zonas norte y sur, y en la Gran Área Metropolitana.

¿Y quiénes pueden aprovechar estos programas de formación? La coordinadora explicó que a los favorecidos los selecciona una comisión especial.

Los estudiantes del técnico en cocina hotelera se graduaron el pasado 27 de julio. (Andrés Miranda para LN)

"Se valoran el tipo de discapacidad, la edad, la condición económica, la cercanía de los candidatos con la zona geográfica donde se imparten los cursos, entre otros factores", agregó Brenes.

Si está interesado en aprovechar alguna de estas oportunidades, revise constantemente el sitio de Facebook del Consejo de la Persona Joven o llame al 2257-1130.

  • Comparta este artículo
Vivir

Jóvenes con discapacidad 'se arman' para librar la batalla del mercado laboral

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota