Vivir

Fumadores, aún si parecen clínicamente sanos, pueden tener daño celular en vías respiratorias

Actualizado el 24 de julio de 2013 a las 12:03 pm

Características muy similares a las de las células que se encuentran en el cáncer de pulmón agresivo

Vivir

Fumadores, aún si parecen clínicamente sanos, pueden tener daño celular en vías respiratorias

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
(Jorge Castillo - GN archivo)

Las células de las vías respiratorias que son dañadas producto de fumar tienen características muy similares a las de las que se encuentran en el cáncer de pulmón agresivo, aún si el fumador parece saludable.

A esta conclusión llegaron investigadores de Weill Cornell Medical College, que compararon las células que recubren las vías respiratorias de 21 no fumadores sanos con las de 31 fumadores sin enfermedad pulmonar detectable.

En el estudio, publicado en la revista Stem Cell, las células de los fumadores mostraron los primeros signos de deterioro, similar a los vistos en el cáncer de pulmón.

"El estudio no dice que estas personas tienen cáncer", pero sí que puede llegar a pasasr, dice el investigador principal del estudio, Ronald G. Crystal, presidente y profesor de medicina genética en el sitio del Weill Cornell Medical College.

Sin conductor al volante genético. Además, vieron que se había “encendido” unos genes que también están activos en los cánceres agresivos.

Fumar causa daño, incluso cuando no hay evidencia clínica de que algo anda mal

“Normalmente, estos genes no están funcionando en un pulmón sano. Las células sanas son controladas muy estrictamente: tienen reglas y sólo hacen ciertas cosas. Aunque todas las células del cuerpo contienen los mismos genes, estos sólo son ‘activados’ para tareas definidas. Con el cáncer, se pierde ese control", dijo el médico.

Precisamente, esta pérdida de control es lo que permite que las células cancerosas se multipliquen sin restricción y que migren a otros órganos porque su programación genética está alterada.

El estudio encontró que las células de los fumadores estaban en las primeras etapas de la pérdida de este control.

"Cuando se fuma un cigarrillo, algo de la programación genética de las células del pulmón se pierde. Esto no significa necesariamente que usted desarrollarpa cáncer, pero sí, que el suelo está fértil para que eso pase", advirtió Crystal.

Estos cambios no se pueden detectar en los chequeos de rutina, los que pueden inducir a error a los fumadores de cigarrillos y hacerlos pensar que no están perjudicando a sus cuerpos.

"Los exámenes físicos, pruebas de función pulmonar y las radiografías de tórax no son lo suficientemente sensibles como para detectar a estos primeros cambios", advierte el médico.

PUBLICIDAD

Se necesitan estudios adicionales para determinar por qué la exposición al humo causa estos cambios. Aún así, insiste: “no fume. Fumar es malo y si usted fuma, usted está en riesgo".

  • Comparta este artículo
Vivir

Fumadores, aún si parecen clínicamente sanos, pueden tener daño celular en vías respiratorias

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota