Vivir

Estudio hecho con 5.000 familias durante 18 años

Felicidad aumenta cuando ciudad tiene más espacios verdes

Actualizado el 29 de abril de 2013 a las 12:00 am

Solo mirar árboles calma el sistema cardiovascular y reduce el cortisol

Para que sirvan, estas áreas deben ser biodiversas y carentes de ruidos

Vivir

Felicidad aumenta cuando ciudad tiene más espacios verdes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Los expertos defienden necesidad de sitios que ayuden a ‘respirar’. | ARCHIVO.
ampliar
Los expertos defienden necesidad de sitios que ayuden a ‘respirar’. | ARCHIVO.

Santiago, Chile. El Mercurio/GDA. Tener un parque cerca de la casa puede hacer la diferencia entre ser feliz o vivir estresado.

Un estudio publicado en la revista Psychological Science para el cual se utilizaron los datos de 5.000 familias durante 18 años, demostró que el mayor bienestar se da entre las personas que viven en ciudades verdes.

“Vivir en un área urbana con relativamente altos niveles de espacios verdes comparado con zonas con pocas áreas de este tipo, se asoció con un impacto positivo en el bienestar, equivalente a cerca de un tercio del efecto positivo que tiene la vida en pareja comparado con estar solo”, dice el estudio.

“Otros estudios también muestran efectos positivos en la salud y una mayor esperanza de vida”, añade el doctor Mathew White, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Exeter, en Reino Unido, y quien participó de la investigación.

Para el experto White, una buena área verde debe ser cuidadosamente mantenida, ser biodiversa (tener variedad) y, especialmente, tener poco ruido.

Pero ¿qué hace que las áreas verdes hagan más felices a las personas? “En primer lugar, hay mayor posibilidad de hacer ejercicio suave, y el ejercicio es bueno para la salud física y mental”, dice White.

Y añade: “Segundo, el simple hecho de mirar plantas y árboles calma el sistema cardiovascular y reduce el cortisol (hormona del estrés)”.

Finalmente, el investigador anota que, exponerse a la naturaleza puede ayudar a calmar los pensamientos y tomar decisiones más sensibles.

Metodología. Para el estudio, se tomaron en cuenta todas las áreas verdes, incluidos los jardines privados.

“En muchos sitios los jardines son visibles para todos y una mayoría puede al menos disfrutar su belleza. En algunas ciudades, sin embargo, están detrás de grandes murallas, lo que los vuelve buenos solo para quienes viven en esa casa. Recuerdo algunos barrios donde no podías ver los jardines, pero de repente, un jazmín trepaba por la muralla y era delicioso verlo y olerlo. Entonces, los beneficios incluso existen si los jardines son privados”, dice White.

  • Comparta este artículo
Vivir

Felicidad aumenta cuando ciudad tiene más espacios verdes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota