Vivir

Estudio de la Universidad de Virginia, EE. UU.

Facebook y My Space reflejan tipo de amistad

Actualizado el 01 de febrero de 2010 a las 12:00 am

 Estudio muestra cómo los problemas de conducta se trasladan a Internet

 Análisis se realizó con 172 adolescentes entre los 13 y los14 años

Vivir

Facebook y My Space reflejan tipo de amistad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                   Las redes sociales “conectan a la gente”. Facebook tiene más de 350 millones de usuarios en todo el mundo; My Space incluye más de 180 millones. Los jóvenes suelen interactuar mucho en el ciberespacio.  | ARCHIVO
ampliar
Las redes sociales “conectan a la gente”. Facebook tiene más de 350 millones de usuarios en todo el mundo; My Space incluye más de 180 millones. Los jóvenes suelen interactuar mucho en el ciberespacio. | ARCHIVO

La forma como los adolescentes utilizan las redes sociales como Facebook y My Space podría dar buenas pistas sobre cómo interactúan ellos mismos con otras personas de su edad en la vida real e incluso podrían advertir de problemas emocionales posteriores.

Este es el resultado de un nuevo estudio realizado por psicólogos de la Universidad de Virginia, EE. UU. publicado en la edición de enero de la revista Developmental Psychology . Según la publicación, los adolescentes “buenos” y con buenos amigos solo aprovechan estos sitios para mejorar aún más las amistades positivas que ya tienen, es decir, para fortalecerlas.

No obstante, de la misma forma, aquellos adolescentes que son depresivos, tienen problemas de conducta o algunas dificultades para hacer amigos, pueden sentirse más inclinados a utilizar Facebook y My Space de manera negativa para ellos y sus amigos.

Por ejemplo, ese uso negativo incluiría hacer comentarios abusivos o imprudentes sobre los demás inscritos, así como poner imágenes o fotografías inapropiadas.

En algunos casos más extremos, hay jóvenes que tienen problemas de socialización en la vida real que ni siquiera utilizan sitios de ese tipo porque consideran que su problema se trasladará al ciberespacio.

Estereotipos. Los científicos estadounidenses reconocen que, cuando comenzaron este estudio, su interés era descubrir si los jóvenes socialmente menos hábiles eran más propensos a utilizar redes sociales de manera positiva.

Amori Mikami Yee, autor principal del estudio, explicó que lo se encontraron contradecía esa hipótesis por completo.

Para llegar a estas conclusiones Mikami y sus colegas evaluaron la calidad de las relaciones de amistad y popularidad de 172 adolescentes de 13 y 14 años de edad.

Esto se hizo mediante cuestionarios donde un adolescente calificaba a cada uno de sus amigos.

Ocho años más tarde, ellos identificaron a estas mismas personas y crearon tipos de cada una en Facebook y My Space, y, por supuesto, hicieron que todos estuvieran vinculados como amigos o contactos entre sí.

De esta forma, los expertos analizaron sus interacciones en el ciberespacio.

El análisis de los resultados mostró que los jóvenes que estaban mejor adaptados –o habían sido calificados como buenos amigos o populares– eran más propensos a usar las redes sociales a partir de sus 20 años. Esto ocurría en todos los casos, independientemente de su edad, sexo, origen étnico o ingresos de los padres.

“En general, encontramos que sus relaciones de amistad fueron muy similares a los que se detectaron desde la adolescencia. Los chicos buenos seguían siendo buenos amigos”, dicen los científicos.

Sin embargo, advierte Mikami, entre los adolescentes con problemas de conducta se detectó un uso excesivo de lenguaje indecente, comentarios hostiles y gestos agresivos. En algunos casos incluso se detectó que ellos publicaron fotografías de desnudos de otras personas o de sí mismos y fueron reportados por sus contactos a Facebook y My Space.

“Se observó que ellos tienen menos relaciones de apoyo con sus amigos tanto en Facebook como en My Space”, añadió Mikami.

Nos dimos cuenta de que el uso de Facebook y My Space es muy generalizado entre este grupo de edad, así que es comprensible que los adolescentes quieren estar conectados con sus pares.

“Nuestra recomendación es que los padres traten de estar involucrados con sus hijos y de hacer un intento de comprender este ‘mundo en línea’ de la misma manera en que se preocupan por las tareas escolares o la alimentación”, concluyó la investigadora.

Agregó: “La clave para los padres es mantener un diálogo abierto con sus hijos para que puedan saber en lo que están y hasta quiénes son sus amigos tanto en Internet como en la vida real”.

  • Comparta este artículo
Vivir

Facebook y My Space reflejan tipo de amistad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota