Vivir

Confirman naturaleza restaurativa del sueño

Dormir es una apuesta que sí deja ganancias

Actualizado el 23 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Investigación en ratones probó que cerebro ‘se limpia’ más rápido al dormir

Fenómeno ocurre de noche por la gran cantidad de energía que consume

Vivir

Dormir es una apuesta que sí deja ganancias

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El cerebro tiene un mecanismo de desecho de residuos que funciona, primordialmente, al dormir.

“De hecho, la naturaleza restaurativa del sueño parece estar relacionada con la limpieza de residuos provocados por la actividad neuronal que se acumulan durante el tiempo que estamos despiertos”, revela un nuevo estudio realizado en EE. UU. con ratones y liderado por Maiken Nedergaard.

El reporte , publicado en la revista científica Science , señala que el mecanismo de manejo de desechos del cerebro –bautizado por ellos mismos como el “sistema glinfático”–, trabaja de manera más activa (unas 10 veces más) durante el sueño, limpiando toxinas que se relacionan con muchas enfermedades neurológicas, como el mal de Alzheimer.

Además, durante el sueño las células se encogen hasta en un 60%, permitiendo que los residuos sean transportados más fácilmente.

Interrogante. Si se le mira desde un punto de vista práctico, dice el estudio, el sueño es una actividad enigmática. La vulnerabilidad del tiempo en que dormimos debe tener una retribución sustancial o, de otro modo, “tal vez sea uno de los errores más graves de la evolución”.

Estudios previos señalaban que dormir mejora y consolida la memoria, pero ¿de qué me sirve recordar las fases de la Luna o el árbol con las mejores frutas si de noche me atacó un tigre?, bromean.

Además, el llamado por ellos como “sistema glinfático” plantea otro reto: solo funciona cuando el cerebro vive. Por más que los científicos se ensañen con los cadáveres, nada dirán. Por eso la investigación se centró en ratones, cuyo cerebro es similar al de los humanos.

Asomados a la cabeza de los roedores, a través de una proyección de imagen con fotones, los científicos empezaron a desenredar el sistema de cañerías del cerebro.

Este mecanismo se “monta” en los vasos sanguíneos y bombea un líquido a través de los tejidos del cerebro, “desaguando” los residuos al sistema circulatorio, donde eventualmente llegan al hígado.

Sobre el proceso. Los científicos inyectaron toxinas implicadas al azhéimer en el cerebro de los ratones y comprobaron que quienes dormían limpiaban más rápido las toxinas.

Los científicos creen que estas limpiezas se realizan de noche por la cantidad de energía que consume. Las funciones mentales diarias chocan con el denominado “sistema glinfático”.

PUBLICIDAD

No podemos barrer la casa y ganarnos un salario al mismo tiempo. Hay que priorizar. Afortunadamente, nuestro cerebro “toma el relevo” cuando dormimos.

El descubrimiento podría también responder a la pregunta de por qué necesitamos dormir . “Casi todas las especies animales duermen de una manera u otra, desde las moscas a las ballenas”, dijeron los investigadores a agencia AFP.

  • Comparta este artículo
Vivir

Dormir es una apuesta que sí deja ganancias

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota