Vivir

Si nunca se ha deprimido, divorciarse no eleva el riesgo de tener depresión después

Actualizado el 04 de septiembre de 2013 a las 02:46 pm

La experiencia del divorcio no es aleatoria: algunas personas tienen mayor riesgo de experimentar un divorcio que otras

Vivir

Si nunca se ha deprimido, divorciarse no eleva el riesgo de tener depresión después

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

ampliar
(GN Archivo Rafael Pacheco)

Si nunca ha experimentado una depresión importante en su vida y experimenta una separación o divorcio, sus probabilidades de deprimirse en un futuro no son tan grandes en absoluto.

Es la conclusión a la que llega un estudio publicado en Clinical Psychological Science, una revista de la Association for Psychological Science (APS), cuyos hallazgos sugieren que la separación y el divorcio pueden exacerbar el riesgo subyacente, pero no, en sí mismos, aumentar las tasas de depresión.

El divorcio está asociado con un mayor riesgo de futuros episodios depresivos, pero sólo para aquellos que ya tienen un historial de depresión, reveló el trabajo de los investigadores de la Universidad de Arizona.

Específicamente, casi el 60 % de los adultos con un historial de depresión que se divorciaron durante el estudio experimentaron un episodio depresivo.

Para el resto de los participantes ---incluyendo aquellos que tenían un historial de depresión pero no se había divorciado, y los que se divorciaron pero no tenían antecedentes de depresión---, no había riesgo elevado de un episodio depresivo futuro. De hecho, sólo alrededor del 10% de estas personas vivió un episodio depresivo durante el seguimiento.

Los acontecimientos vitales estresantes, como el divorcio, se asocian con un riesgo significativo de sufrir angustia emocional prolongada, incluyendo la depresión clínicamente significativa

"Estos resultados son muy importantes, ya que afirman la idea básica de que la mayoría de personas son resistentes frente de divorcio y que no es común ver trastornos graves entre las personas sin antecedentes de enfermedad depresiva", señala el investigador principal David Sbarra.

Asegura, en el sitio de la APS, que “la experiencia del divorcio no es aleatoria: algunas personas tienen mayor riesgo de experimentar un divorcio que otras".

En su opinión, es muy importante que los médicos sepan que la historia de depresión de una persona está directamente relacionada con si van o no a experimentar un episodio de depresión después del fin del matrimonio.

"Las personas con un historial de depresión que se divorcia merecen especial atención los servicios de apoyo y asesoramiento", detalla.

  • Comparta este artículo
Vivir

Si nunca se ha deprimido, divorciarse no eleva el riesgo de tener depresión después

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota