Vivir

Reporte de OMS en Día Mundial contra Cáncer

Dieta y ejercicio bajan riesgo de tumor, pero no en todos los casos

Actualizado el 04 de febrero de 2014 a las 12:00 am

También ayudan a que tratamiento sea más eficaz en quienes lo padecen

Sin embargo, no se deben dejar de lado los exámenes de detección temprana

Vivir

Dieta y ejercicio bajan riesgo de tumor, pero no en todos los casos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El ejercicio baja riesgo de tumores en mama, colon y estómago. | ARCHIVO

¿Los estilos de vida que incluyen ejercicios y dieta sana y balanceada frenan el desarrollo del cáncer? La respuesta, aunque fue muy discutida por la ciencia, resulta en un sí, pero no categórico.

Cerca de la mitad de los tumores sí podrían prevenirse o retrasarse, y, en el caso de desarrollarse, el tratamiento sería más eficaz en estas personas.

No obstante, en otros casos los tumores dependen más de factores genéticos o de la degeneración natural de las células producto del proceso de envejecimiento.

Esa es una de las conclusiones derivadas del Reporte mundial del cáncer 2014 , difundido ayer por la Agencia de Investigación del Cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se trata de un informe lanzado con motivo del Día Mundial contra el Cáncer, que se conmemora hoy 4 de febrero.

“La evidencia de que el sobrepeso, la obesidad y la inactividad física se relacionan directamente con el cáncer es suficientemente fuerte para que se hagan políticas de salud pública para aplacar estos factores de riesgo”, dijo en el texto Walter Willet, especialista en Epidemiología y Nutrición y doctor en Salud Pública, quien escribió el capítulo sobre nutrición y ejercicio.

“Se necesitan múltiples estrategias en los diferentes campos para revertir la epidemia de la obesidad, y estos esfuerzos deben hacerse desde diferentes sectores”, añadió.

En proceso. Willet fue enfático al decir que aún se requiere de más investigación para determinar cuáles son los alcances que tienen la dieta y el ejercicio en la prevención del cáncer.

Esto no quiere decir que las medidas no puedan aplicarse desde ya pues tienen otros beneficios, como menor riesgo de obesidad, hipertensión, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

El documento de la OMS aclara que estas prácticas no sustituyen en ninguna medida los exámenes de detección temprana de posibles lesiones cancerosas, como son las mamografías, los de próstata o las gastroscopias.

“Los Gobiernos deben mostrar compromiso político de, progresivamente, implementar los servicios de exámenes y programas de detección temprana, que son más una inversión que un costo”, comentó en un comunicado de prensa Bernard Stewart, coeditor del Reporte mundial del cáncer .

La detección temprana es vital en tumores como los de próstata, que pueden evolucionar en forma muy rápida.

PUBLICIDAD

“La principal razón de las muertes es la detección tardía, pero muchos hombres le huyen al examen (tacto rectal) y esto puede pasarle una factura muy cara a su salud”, comentó Gonzalo Azúa, especialista en cáncer de próstata de la Red Oncológica de la CCSS.

Por ello, los expertos recomiendan la dieta sana y el ejercicio, pero también que los exámenes adecuados se realicen a tiempo, para así ganarle la batalla al cáncer, segunda causa de muerte en el país.

  • Comparta este artículo
Vivir

Dieta y ejercicio bajan riesgo de tumor, pero no en todos los casos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios
Regresar a la nota