Vivir

Es mejor tener uno o dos grandes propósitos que muchos pequeños

Defina sus metas para el 2015 y ¡cúmplalas!

Actualizado el 10 de enero de 2015 a las 12:00 am

Vivir

Defina sus metas para el 2015 y ¡cúmplalas!

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
No haga listas enormes, fije prioridades y deje claro a los demás qué quiere, son algunos de los consejos de los expertos. JORGE CASTILLO

El entusiasmo que llega con cada inicio de año es emocionante y hasta contagioso. La esperanza de un calendario en blanco y el bienestar experimentado tras unos días de vacaciones, se combinan en una especie de “combo”, que hace a las personas tener una actitud más optimista en enero.

Pero, para que las buenas intenciones no se queden en eso y se traduzcan en conquistas, los expertos le recomiendan sacar un tiempito y planificar. Estos son algunos de los consejos para hacer del 2015 un año exitoso.

Plantearse una serie de preguntas o hacer un “examen mental” es importante para iniciar esta faena con el pie derecho.

Según explica la especialista María Mercedes de la Fuente, algunas interrogantes sugeridas antes de identificar un propósito de vida, son: ¿qué metáfora representaría la manera en que viviste la vida el año anterior? ¿Cuál sería una mejor manera de vivir para transformarnos en la mejor versión de nosotros mismos?

De la Fuente propone pensar: “¿cómo podrías avanzar mejor hacia donde querés? y ¿qué harías distinto en las próximas tres horas, tres días, tres semanas, tres meses y tres trimestres para ir hacia allá?” Además, la experta sugiere llevar una bitácora de avances. “La conciencia de lo que ya has logrado puede darte la perspectiva de proceso versus todo lo que queda por hacer”.

Un paso a la vez. No es mala cosa estar preparado para caer y levantarse. “Es bueno tener claro qué te inspiraría profundamente en esos momentos en que te sentirías tentado a desistir”, opinó De la Fuente.

Sobre la forma de priorizar las metas, esta consultora para la vida (life coach ) recomienda no hacer listas enormes para el año.

“Es mejor escoger un solo propósito y revisar cómo este impacta las distintas áreas de tu vida, que están todas interrelacionadas. Por ejemplo, el propósito puede ser: ‘quiero cuidar más mi salud’. Eso posiblemente implique definir mejor mis hábitos y hasta mis prioridades laborales”.

Y agrega: “Es preferible buscar un propósito fundamental que muchos inconexos, o por pequeños, menos relevantes”.

Tampoco es bueno empezar con todas las metas al mismo tiempo. “Lo mejor es ir paso a paso. Inclusive, es bueno empezar de adelante hacia atrás. Es decir, para haber logrado ‘eso’ en diciembre, qué debería hacer o dejar de hacer en noviembre y en octubre”, detalla De la Fuente.

Tres categorías pueden ser útiles para llevarnos a la acción. La primera es ¿qué debo dejar de hacer para acercarme a mis metas? La segunda, ¿cómo lo voy a hacer distinto ahora?, y la tercera, ¿cuándo empezaré a hacerlo?

Para esta especialista, lo fundamental es detectar qué es lo que realmente deseo o necesito, y no lo que los otros esperan de mí. “Cuando los miedos o barreras compiten con los deseos, se tiende a procrastinar (aplazar) inconscientemente”, agregó.

Superpoderes para lograrlo. Según el filántropo y emprendedor estadounidense Michael Lindenmayer, cuatro “poderes” son esenciales para llevar a buen puerto las resoluciones de inicio de año. Estas son concentración, claridad, comunidad y coherencia, indica en su artículo 4 Powers to Keep All Your New Year’s Resolutions4 Powers to Keep All Your New Year's Resolutions ’ publicado en el sitio web de la revista Forbes .

“La combinación de estos cuatro elementos le permitirá hacer un progreso significativo en cualquier resolución”, asegura Lindenmayer, quien es cofundador de Eirene, empresa cuya misión es buscar resolver problemas que afecten a al menos un billón de personas.

Respecto de la concentración, para Lindenmayer es vital erradicar de la vida la multiplicidad de tareas simultáneas (multitasking) y llama, en su lugar, a enfocarse en una sola cosa a la vez y prestarle toda la atención posible.

Sobre la claridad, insiste en que se deben tener muy claros los objetivos del año. Esta claridad se aplica a uno mismo, pero también a los demás. “Su propósito puede cambiar y dar un giro, pero luego debe quedarles claro, a usted y a los demás, cuál es la nueva dirección”.

El experto asegura que tener esa claridad permite a los otros apoyarlo/a en sus propósitos.

El tercer punto es trabajar en conexión con otras personas, cultivar la colaboración en la vida cotidiana. Sentirse “conectado” a otros tiene un gran impacto en nuestras decisiones.

Finalmente, para asegurar el éxito en nuestras metas, estas deben ser coherentes entre sí. Si usted quiere el cambio, entonces necesita fomentar hábitos que lo impulsen y eliminar aquellos que lo frenan, dice.

La motivación. De manera similar opina el psicólogo costarricense Allan Fernández en el texto texto¿Por qué no funcionan sus propósitos de año nuevo? publicado en la revista Perfil . Para él, son tres los factores que propician el cumplimiento de las metas: el autocontrol, la motivación y la formación de un nuevo hábito.

La razón para realizar un cambio en nuestra vida es lo que él denomina motivación.

Y, finalmente, sobre la creación de nuevos hábitos, la propuesta es sustituir una cosa por otra; es decir, “para cambiar un hábito negativo, hay que caerle encima con uno positivo”.

  • Comparta este artículo
Vivir

Defina sus metas para el 2015 y ¡cúmplalas!

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota