Vivir

Costa Rica puede aprender de España

Actualizado el 30 de julio de 2013 a las 12:00 am

Vivir

Costa Rica puede aprender de España

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El modelo español de trasplantes de órganos es referente a nivel global desde hace más de dos décadas.

La fuerte crisis económica que vive el país europeo no ha hecho mella en sus cifras de donantes y trasplantados, según informó su Ministerio de Sanidad.

Una de las claves de su éxito radica en la predisposición a la donación de su población.

“De cada 100 familias a las que se consulta, 85 dicen que sí a la donación de órganos y solo 15 dicen que no”, informó la funcionaria Matilde Duque, jefa de prensa de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) de España.

La tasa de donación en 2012 fue de 34,8 donantes por millón de habitantes. En total se registraron 1.643 donantes y 4.211 trasplantes.

De esos más de 4.000 trasplantes, 2.551 fueron renales. Este dato demuestra que en España, al igual que en Costa Rica, los problemas de insuficiencia renal también son el principal motivo de operación.

Además, tal y como publicó la ONT, se realizaron 1.084 hepáticos, 247 cardíacos, 238 pulmonares, 83 de páncreas y 8 de intestino.

En 2012 se aprobaron dos reales decretos para garantizar los principios de altruismo, solidaridad y equidad del modelo.

Uno de ellos estableció el registro público y único de donantes y trasplantados de médula ósea e instó a los gobiernos regionales a promocionar la donación. El otro reglamento introdujo las novedades a nivel científico y técnico de los últimos años.

Infraestructura. El sistema de salud costarricense es exitoso en la terapia posquirúrgica.

Sin embargo, debe tomar como referente la estructura organizativa española en planes de donación y trasplantes, explicó Marvin Agüero, coordinador institucional de Donación y Trasplante de Órganos, Tejidos y Células de la Caja Costarricense de Seguridad Social (CCSS).

El modelo español está organizado a nivel nacional, autonómico y hospitalario.

Posee un consejo interterritorial en que los responsables de la coordinación toman de manera unánime las decisiones técnicas.

Por último, existe la figura del coordinador hospitalario, una persona encargada de detectar a posibles donantes y que debe rendir cuentas de sus acciones a la dirección del centro.

  • Comparta este artículo
Vivir

Costa Rica puede aprender de España

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota