Vivir

Estudio presentado en foro de Asociación Americana de la Diabetes

Bebidas azucaradas impactan más los cerebros en formación

Actualizado el 17 de junio de 2014 a las 12:00 am

Afectan áreas ligadas con la toma de decisiones y la motivación

Estudio intenta comprender el inicio de la diabetes tipo 2 en etapas tempranas

Vivir

Bebidas azucaradas impactan más los cerebros en formación

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
La diabetes es una enfermedad crónica causada por el mal funcionamiento del páncreas, que en ocasiones es incapaz de producir la cantidad necesaria de insulina. Esto conduce a peligrosos niveles de glucosa en la sangre. La ingesta excesiva de azúcar puede dispararla. | SHUTTER STOCK PARA LN

México, D.F. EL UNIVERSAL. El impacto que provoca el consumo de bebidas azucaradas en el cerebro de los niños y adolescentes es mayor y diferente al que este tipo de bebidas ocasiona en los adultos.

A los primeros, les afecta más en las áreas de toma de decisiones y de motivación.

En cambio, en los adultos, el impacto es bajo, de acuerdo con un estudio de la Universidad de la Escuela de Medicina de Yale, en Estados Unidos, presentado en la 74.° sesión científica de la Asociación Americana de la Diabetes, que se lleva a cabo en la capital mexicana.

La investigación explica que con el incremento de la obesidad en niños y adolescentes asociado al aumento de la diabetes tipo 2, existe un creciente interés en averiguar cómo los cuerpos de los niños y adolescentes procesan los alimentos y de qué manera estas dos enfermedades empiezan su desarrollo tempranamente.

En el estudio citado, se comparó cómo los cerebros de los jóvenes y los adultos difieren en su respuesta al consumo de bebidas azucaradas, incluidas las gaseosas.

Los investigadores detectaron que, en los adolescentes, la glucosa (azúcar)se incrementó en el flujo de sangre en las regiones del cerebro relacionadas con la motivación y la toma de decisiones, mientras que en los adultos se redujo el flujo de sangre en estas áreas.

“Si bien no podemos especular directamente sobre la forma en que puede influir la ingesta de glucosa, sin duda nos muestra las diferencias en la respuesta al azúcar entre adultos y adolescentes”, destacó Ania Jastreboff, profesora asistente de Medicina y Pediatría de la Escuela de Medicina de Yale.

Jastreboff manifestó que esto es importante porque los adolescentes consumen una dieta muy alta en azúcares.

Primera aproximación. La investigadora comentó que este análisis es un primer acercamiento para saber qué sucede con el cerebro de los adolescentes cuando toman bebidas azucaradas.

En México se estima que hay 11 millones de personas con diabetes y 65.000 personas fallecen por esta enfermedad cada año.

México es también el país donde viven los mayores consumidores de refrescos azucarados en el mundo, con una ingesta por persona 40% mayor a la que se registra en Estados Unidos.

Además, se estima que en México hay 89 millones de prediabéticos, de los cuales 35% son blancos; 39%, afroamericanos, y 38%, hispanos.

En ese país, el promedio de consumo per cápita asciende a 163 litros al año, en tanto que en Estados Unidos sobrepasa los 118, de acuerdo con cifras del Centro Rudd para Políticas Alimentarias y Obesidad de la Universidad de Yale.

Otro estudio presentado durante este foro internacional analizó la composición de las células de grasa en niños obesos y adolescentes jóvenes.

A este destacado evento médico asistieron 18.000 personas, entre ellas, 14.000 médicos provenientes de 111 países.

Existe consenso en definir la diabetes como una enfermedad crónica causada por el mal funcionamiento del páncreas, que en ocasiones es incapaz de producir la cantidad necesaria de insulina. Esto conduce a peligrosos niveles de glucosa en la sangre.

Por eso, los diabéticos tienen riesgo mayor de padecer males cardíacos, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia renal, pérdida de visión, amputación de dedos, pies o piernas, e incluso una muerte prematura, entre otros.

  • Comparta este artículo
Vivir

Bebidas azucaradas impactan más los cerebros en formación

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota