Vivir

Siga hoy la transmisión por ‘La Nación’ en Internet

Atleta costarricense correrá hoy 8 horas en el TEDxJovenPuraVida 2013

Actualizado el 16 de mayo de 2013 a las 12:00 am

El ultramaratonista Guardia lo hará sobre una banda por promesas de jóvenes

Dice que correrá para inspirar a los costarricenses a ‘nunca rendirse’

Vivir

Atleta costarricense correrá hoy 8 horas en el TEDxJovenPuraVida 2013

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Felipe Guardia es un ultramaratonista que vive sus días al límite. Las 24 horas diarias apenas le alcanzan para trabajar como gerente de marca en una compañía transnacional, chinear a su pequeña hija, compartir con su esposa y realizar dos sesiones de entrenamiento en las montañas. “La vida es frágil y muy corta. No hay que perder ni un segundo”.

Guardia aprendió a valorar la vida aú n más cuando el año pasado estuvo a punto de perder una de sus piernas a raíz de una grave infección. Pero en su vocabulario no existe la frase “darse por vencido”, así es que desde su cama en el hospital este joven se prometió a sí mismo volver a correr.

Con el propósito de motivar a los jóvenes a ser ganadores y nunca rendirse, Guardia correrá durante 8 horas seguidas sobre una banda en el marco del evento TEDxJovenPuraVida 2013, que se realiza hoy en el Auditorio Nacional del Museo de los Niños.

Desde las 8:15 a. m., el atleta subirá a una banda para correr. Entre sudor, pulsaciones y mucha energía el atleta invitará a los asistentes a asumir compromisos con ellos mismos y con el mundo.

“Estamos rodeados de jóvenes brillantes y talentosos, con grandes ideas y ganas de generar un cambio. Estaré corriendo por ellos y por todos esos compromisos extraordinarios que asumirán”, dijo Guardia, de 37 años.

El deportista destacó que esta no será una acción en solitario y que todas las personas serán bienvenidas a conversar con él, hacerle preguntas, echarle porras y tomarse fotos. “La idea es que la gente traiga escritos sus compromisos en un papelito y los dejen cerca del área en donde voy a correr”, dijo Guardia quien tiene planeado correr, inicialmente hasta las 4:15 p. m.

Pasos rápidos. La condición física para correr durante ocho horas seguidas no es de gratis. Han sido muchos años de entrenamiento, disciplina y, sobre todo, pasión.

Convertirse en un atleta de alto rendimiento no estaba entre sus planes, aunque siempre soñó con ello. “No me cansaba de ver a los campeones del mundo de cualquier disciplina e imaginar qué se sentiría competir en las más grandes justas del deporte”.

PUBLICIDAD

Sin embargo, Guardia le puso mucha atención a los que no lograban llegar a la meta. “Más allá de celebrar los triunfos de los campeones, me interesó más lo que sentían los perdedores. Fue ahí donde me di cuenta de que ellos eran los verdaderos ganadores, pues para ellos fue más difícil, hicieron más sacrificios y nunca desmerecieron ante la derrota”, aseguró el deportista.

Esas ideas locas de convertirse en atleta bajaron de las nubes a tierra firme gracias a su esfuerzo y entrega. En junio del 2012, Guardia se convirtió en el primer deportista costarricense en completar la carrera Western States 100 , en California, una de las ultramaratones más antiguas y prestigiosas del mundo. Una ultramaratón es una carrera cuyo recorrido es mayor a 42 kilómetros; es decir, la distancia de una maratón tradicional.

El tico fue uno de los 316 corredores que logró concluir el trayecto de 161 kilómetros por terrenos agrestes. Lo hizo en un tiempo de 28 horas 36 minutos y 3 segundos y alcanzó la posición número 247.

“Western State fue un sueño hecho realidad que me tomó 7 años cumplir. Esa carrera fue mi transformación como atleta e individuo, pues aprendí que cuando uno corre la ultramaratón de la vida, siempre existirán dificultades y obstáculos”, declaró Guardia.

Y justo cuatro meses después de la gloria, el atleta tuvo que sortear uno de los mayores obstáculos de su vida. “En octubre del año pasado viajé a Chile a competir en la Ultramaratón de los Andes de 80 kilómetros. Tres 3 días antes de la competencia me apareció una pequeña infección al costado de mi rodilla. No le di importancia y decidí correr de todos modos, pero el daño ya estaba hecho. La infección se extendió por toda mi pierna e incluso corrí el riesgo de perderla. Estuve hospitalizado por 15 días y ahí fue cuando me dije a mí mismo que nunca me iba a dejar caer: asumí el compromiso de volver a correr”.

  • Comparta este artículo
Vivir

Atleta costarricense correrá hoy 8 horas en el TEDxJovenPuraVida 2013

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota