Vivir

Estudio con roedores genéticamente modificados

Antioxidantes podrían aumentar riesgo de cáncer de pulmón

Actualizado el 31 de enero de 2014 a las 12:00 am

Merma de esta proteína da vía libre a células cancerosas para multiplicarse

Estudio en ratas mostró que estos reducen la proteína ‘p53’ en la sangre

Vivir

Antioxidantes podrían aumentar riesgo de cáncer de pulmón

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

WASHINGTON.AFP Las personas que fuman o tienen cáncer de pulmón deberían pensar dos veces antes de tomar suplementos vitamínicos.

La alerta la hizo este miércoles un nuevo estudio científico que mostró que ciertos antioxidantes pueden impulsar el crecimiento de tumores malignos.

El reporte fue elaborado por un equipo de científicos de la Universidad de Gotemburgo, Suecia, y publicado en la revista médica estadounidense Science Translational Medicine.

Según esos investigadores, la nueva evidencia demuestra que los suplementos de vitaminas antioxidantes aceleran el desarrollo de las lesiones precancerosas y el cáncer de pulmón en etapa precoz.

Los antioxidantes más conocidos son las vitaminas A, C y E, así como un medicamento llamado acetilcisteína. Siempre se consideraron una ayuda para el organismo porque retrasan el daño celular. Por ello también se pensó que podrían convertirse en una nueva herramienta contra el cáncer.

El efecto, sin embargo, es el contrario. “Nuestros hallazgos sugieren que tomar una cantidad extra de antioxidantes puede ser dañino y podría acelerar el crecimiento de cualquier tumor”, explicó el profesor Martin Bergö, autor principal del trabajo.

Equivocados. Durante mucho tiempo, los científicos creyeron que los antioxidantes podían ayudar a prevenir los tumores cancerígenos, pero varios estudios clínicos recientes sugieren que no tienen ningún efecto para prevenir el cáncer de pulmón en particular.

Peor aún, destacaron los investigadores, pueden incluso aumentar el riesgo en grupos vulnerables, como los fumadores.

“La razón de esta paradoja era desconocida hasta ahora”, comentó Bergö durante una conferencia de prensa telefónica.

Para esta investigación, ratones genéticamente modificados para desarrollar pequeños tumores recibieron suplementos de vitamina E y un medicamento antioxidante.

Estudio aplicó suplementos de vitamina E y un antioxidante a los roedores, con resultado de que se reducía la proteína ‘p53’ en la sangre.  | ARCHIVO
ampliar
Estudio aplicó suplementos de vitamina E y un antioxidante a los roedores, con resultado de que se reducía la proteína ‘p53’ en la sangre. | ARCHIVO

“Constatamos que estos antioxidantes triplicaron el número de tumores y también aceleraron en gran medida su agresividad”, detalló el científico.

“Y los antioxidantes causaron la muerte de estos ratones dos veces más rápido”, resaltó, al precisar que los efectos de esas sustancias dependen de la dosis: a mayores dosis, mayores los efectos.

Estos hallazgos fueron reproducidos en dos modelos de investigación diferentes, de ratones y de células cancerosas pulmonares in vitro, señaló el científico.

¿Por qué? Los antioxidantes impulsan el avance del cáncer al disminuir la cantidad de una proteína clave, llamada “p53”, cuya función principal es destruir las células tumorales para que no dañen el ADN. “Cuando eliminamos esta proteína en ratones y en las líneas celulares de cáncer de pulmón humano, los antioxidantes no tuvieron ningún efecto”, explicó Bergö.

PUBLICIDAD

Los antioxidantes tuvieron un efecto perjudicial en la disminución de los niveles de radicales libres en los tumores, lo que reduce la cantidad de proteína “p53” en la sangre y da vía libre a las células cancerosas para multiplicarse.

“Este mecanismo sugiere que las personas con lesiones pequeñas o tumores no diagnosticados en los pulmones, lo cual es más probable en los fumadores, deben evitar los suplementos de antioxidantes”, dijo el profesor.

Resta determinar si este efecto adverso de los antioxidantes se produce también en otros tipos de cánceres y si estas sustancias son beneficiosas en personas con bajo riesgo para prevenir tumores cancerosos.

Un estudio del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos (NCI, por sus siglas en inglés), publicado en 2011 y realizado en 28.000 hombres de 55 a 74 años, había mostrado una relación entre el betacaroteno, un potente antioxidante que se utiliza como suplemento alimenticio, y una forma agresiva de cáncer de próstata.

Los investigadores también recordaron que los tratamientos contra el cáncer buscan oxidar las células cancerosas para destruirlas. Por lo tanto, los antioxidantes pueden debilitar su acción terapéutica, según concluyeron.

  • Comparta este artículo
Vivir

Antioxidantes podrían aumentar riesgo de cáncer de pulmón

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota