Vivir

Entrevista

‘En busca de sentido común en arquitectura de la región’

Actualizado el 15 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Con la intención de promover la reflexión en el quehacer arquitectónico del país, Edward Schwarz, promotor del llamado premio Holcim para la Construcción Sostenible, reta a los especialistas locales a innovar y honrar los principios de la creación en armonía con la naturaleza.

Edward Schwarz Fundación Holcim

Vivir

‘En busca de sentido común en arquitectura de la región’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Edward Schwarz es periodista y se disculpa, con una sonrisa, el no ser arquitecto ni ingeniero. Sin embargo, experiencia con el gremio de la construcción no le falta: lleva 10 años como mánager de la Fundación Holcim para la Construcción Sostenible, que cada tres años entrega premios en concursos regionales y globales.

Schwarz visitó recientemente Costa Rica para ultimar detalles con el arquitecto Bruno Stagno, chileno radicado en Costa Rica, quien liderará el jurado para seleccionar a los participantes en el concurso para la región latinoamericana.

Para inscribirse en la edición 2014, los dueños de proyectos, estudiantes, arquitectos, ingenieros, constructores o paisajistas, deben llenar un formulario e incluir todos los detalles de la obra en la página holcimfoundation.org.

Pueden participar en dos categorías: Next Generation (que se enfoca en ideas novedosas de estudiantes y arquitectos entre 18 y 30 años) y los premios principales (que incentivan propuestas de impacto técnico, ambiental, socioeconómico y cultural). El cierre de recepción de propuestas será el 24 de marzo del 2014. Seguidamente, este es un extracto de una conversación con él:

¿Por qué muchos siguen asociando la arquitectura sostenible con aquella que utiliza tecnología de punta y no con aquella que utiliza el sentido común?

Mucha gente escoge el camino fácil. Dice que es mucho más caro porque se requiere mucha tecnología para hacerlo confortable. En cambio, nosotros hablamos de sentido común, hablamos de acercarnos a las técnicas usadas en el pasado.

 SCHWARZ/ SU CASA PARA LN
ampliar
SCHWARZ/ SU CASA PARA LN

”Hay mucha tecnología en la construcción de materiales, por supuesto, y los materiales cada día son más inteligentes. Pero la tecnología sola no soluciona nada y menos cuando hablamos de proyectos con poco presupuesto, en lugares que no tienen electricidad, donde no hay siquiera acceso a la tecnología.

”Un ejemplo claro de esto es el proyecto de Diébédo Francis Kéré, ganador de los premios a nivel mundial en el 2012.

”Es el mejor ejemplo: se construyó con muy poco dinero, con un extensivo respeto por los criterios del jurado. Primero, es una escuela. Segundo, se usaron solo materiales locales, no requirieron energía, la temperatura interna se controla por medios naturales y fue pagado por el premio de la competición, con mucho trabajo gratuito del arquitecto y su equipo.

PUBLICIDAD

”Por todo esto y la historia del arquitecto y del lugar, fue un proyecto ideal para nosotros”.

Cerca de la mitad de los proyectos participantes en Holcim Awards, desde su fundación, no se han construido. ¿Puede ser considerado un fracaso?

No, para nada. Hay que verlo diferente: más de la mitad de los proyectos presentados han sido construidos, están en proceso o en espera. Si comparas eso con otras competiciones de arquitectura, es un porcentaje muy alto.

”Pero más allá de terminar los proyectos o no, creo que igualmente somos exitosos si tenemos proyectos que no se realizan, pero que generan nuevas ideas”.

¿Qué ventajas o desventajas tiene este concurso al tratarse de una empresa privada?

Creo en las iniciativas del sector privado, porque suele enfocarse en tres pilares: lo económico, lo social y lo ambiental. Muchos Gobiernos se enfocan en lo social y ambiental, y no saben de dónde vendrá el dinero.

”Una empresa privada debe saber de dónde vendrá el dinero para poder hacer las demás cosas. Es más realista.

”Es mi opinión personal. En nuestro caso, se trata de un solo patrocinador, pero el concurso no está direccionado directamente con nuestro negocio, sino con la industria de la construcción en la que estamos”.

  • Comparta este artículo
Vivir

‘En busca de sentido común en arquitectura de la región’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota