Vivir

‘Calles inteligentes’ resuelven accidentes en doce minutos

Actualizado el 04 de noviembre de 2013 a las 12:00 am

Vivir

‘Calles inteligentes’ resuelven accidentes en doce minutos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Singapur. Equipado con cámaras de vigilancia que observan la ciudad las 24 horas, Singapur tiene una red de transporte inteligente capaz de atender un accidente de tránsito en doce minutos.

El Centro de Sistemas para el Transporte Inteligente de Singapur monitorea, mediante más de 1.000 cámaras, la congestión vehicular, los accidentes en la vía y la cantidad de vehículos en cada parqueo privado de la ciudad.

“Una congestión vehicular implica más gasto de combustibles y más daño para el ambiente. Es por eso que mediante este sistema procuramos optimizar la red de transporte de todo el país”, dijo Yeo Se Lay, director del Centro.

Si una cámara detecta presas, unas pantallas ubicadas sobre la carretera ofrecen las rutas alternas que deben tomar los conductores, así como el tiempo que significa el cambio.

Además, utilizan cinco frecuencias radiales, en cuatro idiomas diferentes, para informar sobre el estado del tráfico vehicular.

“La idea es proveer un eficiente sistema de transporte. Tenemos una aplicación para celular para que la gente conduzca de forma inteligente. Sin embargo, el país se orienta cada vez más al uso del transporte público”, indicó Yeo Se.

Para el 2020, la autoridad de Transportes prevé ampliar la red ferroviaria del país de 138 kilómetros a 278 kilómetros, con una capacidad de 4,6 millones de habitantes por día. Esto significa, una densidad de 51 kilómetros por cada millón de habitantes.

“También estamos trabajando en generar más puntos de acceso al metro, para que las personas no tengan que caminar más de diez minutos para llegar a su estación de metro más cercana”, detalló el director del Centro de Transporte.

Menos carros. Singapur tiene la meta de motivar que cada vez más ciudadanos decidan optar por el transporte público o por el uso de bicicletas para trasladarse de su casa a su centro de trabajo.

Muestra de ello es que para solicitar una licencia de conducir, los conductores deben pagar $75.000 (unos ¢37 millones).

En Singapur circulan unos 850.000 vehículos, el resto de la movilidad de la ciudad depende de los buses, taxis y el metro.

“Un país que quiera ser competitivo debe tener un eficiente sistema de transporte público, que resuelva en cuestión de minutos cualquier situación”, explicó Michael Lim, encargado de la Autoridad de Transportes.

  • Comparta este artículo
Vivir

‘Calles inteligentes’ resuelven accidentes en doce minutos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota