Vivir

Expositores tienen mucho que compartir en la feria ambiental de la Antigua Aduana

Actualizado el 06 de junio de 2014 a las 12:00 am

Hoy y mañana, más de 60 empresas ofrecerán sus productos y consejos

Vivir

Expositores tienen mucho que compartir en la feria ambiental de la Antigua Aduana

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Muchas empresas ofrecen información y recomendaciones en materia de reciclaje. Quien busque dónde entregar residuos para uso posterior, hallará numerosas alternativas. JEFFREY ZAMORA

Si este fin de semana va a la feria ambiental que se realiza en la Antigua Aduana, no se deje impresionar tan fácilmente por el expositor que regala artículos promocionales o golosinas. Podría ser que algunas marcas comerciales solo se pongan un poco de maquillaje verde para la ocasión.

Quizá la verdadera riqueza esté junto al expositor que ocupa el espacio reducido, aquel que está perdido entre los pasillos.

Hablando con Luis Matarrita, de la fundación Limpiemos Nuestros Campos, aprenderá que los recipientes de plásticos para fertilizantes y plaguicidas deben enjuagarse con agua tres veces antes de su reciclaje. “Lo primero que debe hacer es limpiarlos y perforarlos en la base. Así, quedan listos para llevarlos al centro de acopio”, explicó Matarrita.

Su fundación recibe principalmente plástico de productores agropecuarios y también lo recoge a domicilio. “Nada más que nos llamen”, agregó. Los teléfonos son 2234-9812 y 2234-6910.

Más de 60 empresas están exponiendo hasta el sábado en esta feria, cuyo horario es de 9 a. m. a 4 p. m. La entrada es gratuita, así como los consejos que recibirá.

Quienes crean que unos guantes usados de látex se reciclan como plástico están equivocados. Así lo afirma Alex Chévez, de Reciclados Plásticos Industriales, quien opina que el mayor problema doméstico en materia de reciclaje es la pereza y el exceso de tareas asociadas con el manejo de residuos.

“A las familias hay que simplificarles las cosas. A una casa, llegan infinidad de materiales reciclables y la separación les corresponde a los centros de acopio, no a los hogares”, manifestó Chévez.

Su fórmula es simple: aquellos recipientes que las personas deseen entregar para que sean reciclados, deben limpiarse, guardarse y llevarse cada cierto tiempo al centro de recepción. Si desecha aparatos electrónicos, aconseja Chévez, manténgalos en una pieza, sin romperlos ni desarmarlos. “Los rechazan si llegan en pedazos”, añadió.

En la feria también abundan quienes ofrecen detergentes, jabones y champú s no contaminantes, así como composteras y recipientes giratorios para hacer abono natural con residuos orgánicos.

Estos últimos consisten en un recipiente con dos compartimentos. Cada día, se colocan los desechos de la jornada mezclados con un poco de aserrín. Cuando un espacio se llena, se deja en reposo 15 días y se llena el otro. Así, cada quincena, uno de los compartimientos proveerá de 12 a 85 kilogramos (según el tamaño del modelo) de abono orgánico similar a la tierra y con olor a bosque.

“Cáscaras, semillas, restos de la cena... todo funciona, menos los cítricos por su acidez, precisó Alejandro Fernández, de 360° Soluciones Verdes S. A., quien dijo que cuestan entre ¢240.000 y ¢710.000.

  • Comparta este artículo
Vivir

Expositores tienen mucho que compartir en la feria ambiental de la Antigua Aduana

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Juan Fernando Lara S.

jlara@nacion.com

Periodista

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, tarifas y telecomunicaciones.

Ver comentarios
Regresar a la nota