Vivir

Deportistas apoyan programa municipal

Surfistas se unen a la búsqueda de diminutos residuos plásticos en playas de Garabito

Actualizado el 14 de julio de 2017 a las 10:55 am

Vivir

Surfistas se unen a la búsqueda de diminutos residuos plásticos en playas de Garabito

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El plástico permanecerá en el ambiente entre 100 y 400 años. Muchas veces reducidos a partículas diminutas que las especies marinas pueden terminar consumiendo.

No solo conocen de corrientes y olas, sino que podrían recorrer la playa a ojos cerrados. También están entre los mayores afectados por la contaminación del mar.

Por ello, los surfistas resultaron ser los mejores aliados de la Municipalidad de Garabito, en Puntarenas, para detectar diminutos residuos de plástico (microplásticos) en las playas Jacó, Hermosa, Herradura, Tárcoles y Guacalillo.

Con esta acción, Garabito se convirtió en el primer cantón en implementar un sistema periódico de monitoreo de plásticos en playas; ejemplo que esperan que otras municipalidades costeras sigan.

"Los gobiernos locales estamos llamados a apoyar este tipo de iniciativas, pero el esfuerzo nunca será suficiente. Deben sumarse las empresas y cada uno de los habitantes. Todos, en alguna medida, somos responsables del manejo que le damos a los desechos. La tarea realmente inicia con una conciencia ambiental desarrollada y un accionar individual puesto en práctica", manifestó Tobías Murillo, alcalde de Garabito.

Para lograr su cometido, el gobierno local cuenta con el apoyo de la Asociación Costas de Surf (ACOS) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

LEA: Costa Rica busca alternativas al plástico de un solo uso

Asimismo, el proyecto se suma a la estrategia lanzada en junio por los ministerios de Ambiente y Salud para sustituir los plásticos de un solo uso (como pajillas, bolsas y vajillas plásticas) por alternativas de empaque y embalaje que sean renovables y compostables (se convierten en abono orgánico al ser desechados).

La meta es que, al 2021, el 80% de las instituciones públicas, municipalidades y comercios hayan sustituido estos materiales por opciones cuyo impacto ambiental sea menor.

Diariamente se generan 4.000 toneladas de residuos en el país y 11% corresponde a plásticos que, debido a su inadecuada disposición, terminan en ríos y quebradas que los arrastran a las costas y al mar a pesar de poderse reciclar.

VEA: Costa Rica se encamina a eliminar los plásticos de un solo uso

"Los residuos sólidos son una amenaza al desarrollo de las sociedades. La falta de una adecuada disposición de estos y una carente gestión integral han puesto en peligro nuestros recursos acuáticos. Ejemplo de ello son los plásticos de un solo uso, los cuales utilizamos pocos minutos y luego permanecen en el ambiente por cientos de años", destacó Fernando Mora, quien es viceministro de Aguas, Mares, Costas y Humedales.

Estudio

Los plásticos se degradan debido a la acción de la luz solar, el calor, la oxidación y el agua. Durante estos procesos, el material se fragmenta en piezas más pequeñas hasta llegar a tamaños microscópicos donde la fauna marina puede llegar a confundirlos con plancton e ingerirlos pensando que son alimento.

DEL ARCHIVO: 12 playas de Costa Rica sufren los daños del microplástico

La meta, contemplada en la estrategia de sustitución de plásticos de un solo uso, es disminuir en un 30% las partículas de plástico por metro cúbico de arena en las playas del país al 2021.

Lo que están haciendo los surfistas en las playas de Garabito es levantar la línea base para tener una referencia con la cual comparar año con año.

Para ello, los surfistas toman cinco muestras de arena a lo largo de 100 metros de playa. Se define un cuadrante de 50 centímetros por 50 centímetros, con un centímetro de profundidad. Esa arena se empaca y rotula.

A la hora del análisis, se agrega 50 gramos de sal por cada 100 mililitros de agua en un recipiente. La muestra se añade a la solución salina y se agita para que las partículas de plástico floten.

Se deja asentar por un minuto y luego la solución salina, junto a las partículas flotantes, se pasa por una serie de tamices para así ir clasificando los materiales por tamaños (entre 1 y 5 milímetros).

Estos microplásticos se ponen a secar a temperatura ambiente en un recipiente de vidrio o caja de petri. Una vez secas, empleando una lupa de aumento o microscopio así como pinzas, se procede a separar aquellos materiales que no son plástico y se contabilizan las partículas plásticas presentes en las muestras.

La metodología está diseñada para que cualquier persona pueda usarla. Lo ideal es repetir la metodología año con año para ir viendo tendencias de incremento o decrecimiento en el tiempo.

  • Comparta este artículo
Vivir

Surfistas se unen a la búsqueda de diminutos residuos plásticos en playas de Garabito

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Michelle Soto M.

msoto@nacion.com

Periodista

Periodista graduada en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas ambientales y científicos. Su trabajo ha sido reconocido con premios a nivel nacional e internacional.

Ver comentarios
Regresar a la nota